20 años de prisión para María Ovando: cronología de una persecución judicial

En un juicio lleno de irregularidades, el Tribunal Oral Penal 1 de Eldorado, Misiones, dictó la sentencia en el juicio contra Ovando y también condenó a Marcos Laurindo y Lucas Ferreyra. ¿Cuándo y cómo comenzó esta embestida contra una mujer pobre y abandonada por el Estado?

20 años de prisión para María Ovando: cronología de una persecución judicial

Por Cosecha Roja
28/10/2020

2011

A fines de marzo, el Juzgado de Instrucción 1 de Eldorado procesó a María Ovando, quien vivía en condiciones de extrema pobreza junto a sus 12 hijxs, por el delito de abandono de persona calificado por la muerte de una de sus hijas. Le dictó prisión preventiva y María quedó presa.

2012

En octubre, en el Encuentro Nacional de Mujeres que ese año se realizó en Posadas, se armó una comisión en reclamo de la liberación y absolución de María Ovando. La causa se nacionalizó y María recibió apoyo y acompañamiento de organizaciones feministas y de derechos humanos. 

En noviembre, después de que María pasara un año y medio presa, el Tribunal Penal 1 de Eldorado la absolvió.

Una vez absuelta María demandó al Estado por daños y perjuicios por el tiempo que estuvo presa siendo inocente. 

2015

A María la volvieron a imputar por “mala madre”. Esta vez, por no impedir el abuso sexual de una de sus hijas y una de sus nietas. La causa se inició a raíz de una denuncia que hizo la abuela de las niñas.

En la misma causa y como autores del hecho, la justicia misionera imputó y dictó prisión preventiva a Marcos Laurindo y Lucas Ferreyra, ambos de 24 años.

Desde el principio de la causa, las fechas del hecho son imprecisas: al principio, iban de 2012 a 2015. Pero a medida que avanzaba la investigación quedó claro que en 2012 las niñas no estaban al cuidado de Ovando, por lo que no se la podía culpar a ella.


Te puede interesar:

Juicio a María Ovando: ella acusada de mala madre y dos “perejiles” presos


2017

Ante el vencimiento de la prisión preventiva de Laurindo y Ferreyra, la jueza Mirta Andino consideró que no había pruebas para mantenerlos detenidos y los liberó. La fiscal de instrucción Viviana Alderice apeló la decisión por considerar que había peligro de fuga. La Cámara tardó 10 meses en resolver esa apelación, durante los cuales Ferreyra y Laurindo estuvieron libres. En ese lapso ninguno de los dos se fugó. Y cuando llegó el nuevo pedido de detención, haciendo lugar a la apelación de la fiscal, ambos se presentaron espontáneamente en la Justicia. Y volvieron a ser detenidos.

2019

La causa se elevó a juicio, aún sin una fecha precisa sobre cómo ni cuándo ocurrió el abuso sexual. La fiscal de instrucción estableció un plazo aproximado de dos años: habría ocurrido entre 2013 y 2015.

En 2013 Laurindo y Ferreyra eran menores de edad, por lo que deberían haber sido juzgados bajo el Régimen Penal Juvenil. Eso no sucedió.  

2020

El 21 de septiembre comenzó el juicio contra Ovando, Laurindo y Ferreyra, a cargo del mismo tribunal que absolvió a María en 2012. 

El 22 de septiembre el juicio fue suspendido tras la inhibición del presidente del Tribunal, Atilio León, quien consideró que “la vaguedad de la acusación no le permite determinar qué debe juzgar”. Es que la fiscalía no pudo precisar los hechos ni exactamente cuándo ni dónde sucedieron. 

El 29 de septiembre el Equipo Misionero de Derechos Humanos, Justicia y Género y referentes del feminismo pidieron la recusación del fiscal Federico Rodríguez por “hostigamiento y estigmatización” hacia María Ovando. 

El 8 de octubre se reanudó el juicio, con el nuevo tribunal conformado.

Durante el juicio, la defensa de Ovando insistió en que se investigara otra hipótesis sobre la autoría del abuso sexual, que implicaría a Digno Monjes Armoa, uno de los yernos de la abuela de las niñas. En una de las audiencias, la mujer reveló que en 2015 (el mismo año que se inició esta causa contra María) había denunciado a Armoa por intentar abusar de una de las niñas a su cargo. Y no sólo eso: también se reveló que ese hombre, fue condenado por abuso sexual simple. Ni la fiscalía ni el tribunal tomaron en cuenta esa causa ni la vincularon con esta. 

Hoy, el Tribunal Oral Penal 1 de Eldorado dictó la sentencia: condenó a María Ovando a 20 años de prisión por no haber impedido el abuso sexual de su hija y su nieta. A Laurindo y Ferreyra, los condenó a 18 y 12 años respectivamente.

A María se la llevaron del Tribunal detenida y esposada. Afuera, estaban las personas de diferentes organismos que la vienen acompañando en todas las audiencias. La Policía los reprimió.  

En Posadas, se realizó una marcha por la absolución de María, Lucas y Marcos.  

Las defensas de María, Lucas y Marcos apelarán la sentencia y exigirán además las excarcelaciones hasta que la sentencia quede firme. 

*Foto: Gabriela Ayala

Cosecha Roja

Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales
Cosecha Roja