Acompañó a una víctima de violencia de género a hacer la denuncia y la detuvieron

nomasviolenciaportada

Cosecha Roja.-

– Yo no tengo la culpa de que hayas tenido una mala vida.

Esa fue la respuesta del oficial Cuello a una mujer que había ido a denunciar que el ex marido la amenazaba hacía siete años. Marcela Silva es periodista y seguía de cerca el caso de la víctima. Cuando escuchó la respuesta del policía de la comisaría 28 de Rivadavia -provincia de San Juan-, no se mordió la lengua y lo enfrentó. Cuello y otros oficiales le sacaron los cordones y el celular y la encerraron durante cuatro horas. Cuando la liberaron, se negaron a identificarse y hoy los denunció.

Según publicó el diario La Ventana, Silva protegía a una víctima de violencia de género. Sabía que había hecho varias denuncias y que no había obtenido respuesta de la policía. Un día la ex pareja de la mujer le prendió fuego la casa y así consiguió una orden de restricción del Primer Juzgado Correccional. El domingo pasado el agresor apareció en el trabajo. Como no quería estar sola en la dependencia policial, le pidió a Silva que la acompañara. Primero fueron a la comisaría 4ta y les dijeron que fueran a la 28.

“A vos me parece que te conozco, a tu mamá y a tu hijo también”, le dijo Cuello cuando entraron. La periodista les pidió que se limitaran a tomar la denuncia. “Si no vamos a ir a la oficina de Inspección y Control de Seguridad Pública”, amenazó Silva. Los oficiales la “invitaron” a pasar a la comisaría, ella se negó. Llamaron a una policía que la empujó a una celda con otros detenidos y le sacó las cosas.

– Necesito el celular para hacer una llamada, le dijo Silva.

– Eso pasa en las películas, le contestó la policía.

No le explicaron cuál era el motivo y la dejaron más de dos horas incomunicada. Después una oficial le pasó un acta por las rejas para que firmara. Ella le dijo que primero la quería leer, pero la agente no quiso porque estaba “apurada” y no podía “perder el tiempo”. Entró a la celda y se la sacó de las manos.

La liberaron cuatro horas después. Cuando pidió las identificaciones de los oficiales con los que había tenido contacto, no se las dieron y tampoco tomaron la denuncia de la víctima de violencia de género a la que ella acompañaba. Hoy Silva denunció a la policía de la comisaría 28 de Rivadavia en la secretaría de Inspección y Control de Seguridad Pública.

[Nota publicada el 23/6/2015]

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada