Acusan a los inundados del Barrio Mitre de daño y robo

dot info 3_baja-01

Cosecha Roja.-

Seis de los vecinos de Barrio Mitre que volvieron a perder todo por las inundaciones,  tuvieron que declarar este martes ante la Justicia. Se los acusa de daño y robo durante la anterior inundación.  La justicia llegó hasta ellos por tareas de inteligencia de la Policía Metropolitana, que los rastreó en Facebook.

En diciembre pasado, un hongo de agua de un metro salió con furia desde el desagüe del shopping DOT. Algunas personas fueron a protestar a la puerta del centro comercial. Las manifestaciones terminaron con daños en algunos de los locales y los dueños hicieron la denuncia. Cuatro meses después los seis imputados prestaron declaración indagatoria ante el Juzgado de Menores N 6 – uno de ellos es un adolescente- en una causa caratulada como “daños y robo en poblado y en banda” que tiene una pena de entre 3 y 10 años de prisión.

El Barrio Mitre se volvió a inundar la semana pasada y fue una de las zonas más afectadas por las lluvias. Una mujer de 82 años murió en su casa ahogada. El agua cayó del cielo, pero también brotó de los inodoros. Los habitantes del barrio denuncian que esto sucede desde 2009 cuando se construyó el centro comercial. La constructora, dicen,  hizo una obra hidráulica avalada por el Gobierno de la Ciudad sin tener en cuenta que sus desagües inundarían el barrio lindante y atascarían el desagote. Walter Correa, presidente de uno de los consorcios del barrio, afirma que antes de la obra del shopping “el barrio nunca se inundó del lado de la calle Arias, sólo crecía el agua en el centro por el desborde del arroyo Medrano”.

Los vecinos organizados iniciaron un reclamo judicial en mayo de 2012. Para diciembre, todavía no habían logrado que el GCBA y el DOT hicieran algo para resolver el problema. El 6 de diciembre, al ver que sus casas se iban a inundar por tercera vez, decidieron caminar hasta las puertas del shopping. Correa no estuvo presente en la manifestación, pero dice sin dudar que “la gente ya se había cansado de que el DOT les tire agua durante una hora seguida. Nosotros hicimos todo lo que correspondía, recursos de amparo, reuniones, audiencias pero la solución nunca llegó. Lo único que hizo el DOT, y después de los incidentes, fue un reservorio de arena que no soluciona el problema.”

El 6 de diciembre, los manifestantes ingresaron al centro comercial para pedir que alguien los atendiera. No obtuvieron respuesta. Allí, admite su abogado, hicieron algunos daños materiales menores como la rotura de vidrios de los que se hizo cargo económicamente el DOT. “Seguimos todos los caminos judiciales posibles, fuimos a todas las reuniones. Pero no pasó nada concreto. La gente estaba cansada de las bombas que les tiraban el agua y fue a pedir que las apaguen. Estaban desesperados por evitar el agua.  Los desagües fluviales y cloacales están conectados, el agua sale con mierda, directamente.”, resume Pablo Lorenzo,  abogado de los seis imputados en la causa penal.

Había muchas más personas que los cinco adultos y el adolescente. Lorenzo señala que  “la Policía Metropolitana hizo tareas de inteligencia y con imágenes de las cámaras de seguridad y los perfiles de Facebook identificaron a seis personas, las que tienen la causa. Hay dos que ni siquiera estaban ahí, los agarraron porque son líderes barriales”.  Tanto el abogado de los imputados como Correa afirman que Emiliano Lorenzo, delegado barrial que hoy declaró en la indagatoria, no  formó parte del grupo que fue hasta el DOT pero que está imputado por estas tareas de inteligencia de la Policía Metropolitana.

Pablo Lorenzo considera que se trata de un caso de inequidad ante la justicia. “A la gente del barrio, los tratan como  ciudadanos de segunda. Cuando se inunda Belgrano hay Same, Bomberos, buzos. En el Barrio Mitre nunca hubo nadie. Ahora, hay dos situaciones jurídicas. Ante la falta del gobierno de la ciudad la gente sale a manifestarse y están procesados. Frente al estrago doloso del DOT y del gobierno de la ciudad sobre la propiedad de los vecinos, no hay causas penales, ni la Justicia decidió actuar de oficio.”

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada