Advierten que el crimen de Diana Sacayán podría quedar impune

Hace unos días, el Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción Nro. 33, a cargo de Gustavo Pierreti, cerró la investigación sobre el asesinato de Diana Sacayán. La Comisión de Justicia Basta de Travesticidios, que trabaja sobre ese caso, y la familia de Amancay y Diana Sacayán expresaron su preocupación ante la Convención Interamericana sobre Derechos Humanos.

En el informe explican que de prosperar esa decisión judicial, el crimen podría quedar impune. Actualmente es la Sala IV de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional la que debe decidir si convalida la decisión judicial, o si atiende el pedido de familiares, compañeros y el Ministerio Público Fiscal.

El informe, además, detalla los avances y retrocesos en la investigación criminal que se sigue por el travesticidio de Diana Sacayán, defensora de Derechos Humanos.

La querella familiar remarcó que sólo uno de los autores materiales fue identificado con certeza. Aún están pendientes medidas de prueba clave para identificar a otros autores del travesticidio, y de conocer hasta qué punto el asesinato de Diana tiene que ver con su condición de Defensora de Derechos Humanos. Una de las medidas consisten en identificar a quién pertenece uno de los rastros de ADN encontrados en la escena del crimen.

Diana Sacayán era tucumana, lideraba la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays y Bisexuales (ILGA) y era dirigente del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL). En 2012 recibió el DNI con su identidad autopercibida y se postuló como candidata a Defensora del Pueblo de La Matanza. Trabajó en el programa de diversidad sexual del INADI y colaboró en el suplemento Soy de Página 12 y en la revista El Teje. Fue una de las creadoras de la Ley de Cupo Laboral Trans en la provincia de Buenos Aires.

En agosto del año pasado había denunciado a efectivos de la Policía Metropolitana porque la golpearon y la detuvieron de manera arbitraria junto a un trabajador del Inadi en el centro porteño. Por aquel caso, la Procuraduría de Violencia Institucional pidió indagar a doce policías.

La policía encontró el cadáver de Diana el 13 de octubre: tenía 27 heridas en el cuerpo. La querella está representada por Sasha Sacayán, hermana de Diana, y el Ministerio Público Fiscal, representado por la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción Nro 4, a cargo de Matías Di Lello, y la Unidad Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM), a cargo de Mariela Labozetta.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada