¿Agresiones racistas en Uruguay?

tania ramirez - foto de alex espinosa

El Pais -Uruguay.-

“Esto no fue racismo, fue una pelea callejera”, dijo Ximena, una de las agresoras de Tania Ramírez a la salida de una discoteca. La joven, que estaba prófuga, se entregó ayer a la Policía y hoy declarará ante la Justicia.

Ximena tiene 18 años y fue una de las cinco agresoras de Tania Ramírez a la salida de la discoteca Azabache. Desde que la situación tomó estado público, a fines del año pasado, estuvo en varios lugares, escondiéndose, cambiando su apariencia para no ser reconocida. Ayer, con el pelo teñido de negro (aparece con el pelo colorado en el video) se entregó ante la Policía y hoy dará su testimonio ante el juez Juan Carlos Fernández Lecchini.

En declaraciones a Subrayado de canal 10, dijo que la pelea se inició “por un taxi” y aseguró que la que comenzó con los insultos fue Tania Ramírez.

“Al taxi lo paramos las dos. El taxi siguió de largo y me paró a mí. Cuando nos subimos ella gritó que el taxi nos paraba porque éramos unos changos. Y eso fue lo que nos ofendió, por eso se inició la pelea”, explicó.

Ximena insistió que no se trató de una agresión racial. “Yo no soy racista. Si vos te peleás con una persona, insultás. A veces los insultos… si es gorda y vos le decís gorda…, o sea, es una pelea callejera, te estás peleando. Ella nos trató de changos”, cuestionó y sugirió que entonces también las había discriminado. Para remarcar que no es racista, recordó que tuvo “parejas negras” y aseguró que se entregó a la Policía “porque esto tiene que parar”.

“Esto no fue racismo, fue una pelea callejera. Todos los días se pelean en las calles y nunca pasa nada y la sociedad es así, y ahora yo soy racista. No va en el color de piel de las personas, a mí no me importa si ella tiene ese color, si es flaca si es gorda. Ella me insultó, me trató de chango. Yo sé que yo racista no soy, ella también me discriminó”, expresó.

Ximena dijo que tiene miedo de ir a la cárcel, porque “es la primera vez que le pasa algo así”. “No soy una gurisa que anda revolcándose de los pelos con nadie en un esquina. Mi familia me educó bien, yo me torcí sola”, señaló.

La difusión de las imágenes de la agresión contra Tania, motivó que el ministro de Educación y Cultura, Ricardo Ehrlich, convocara de forma “urgente” a la Comisión contra el Racismo, la Discriminación y la Xenofobia.

La reunión se hizo ayer lunes y también participaron integrantes del Instituto de Derechos Humanos, se analizaron las imágenes que tomaron las cámaras de seguridad del boliche y el seguimiento de las actuaciones de la Justicia sobre este hecho. Ehrlich dijo que quedó demostrado que la agresión no ocurrió en “horas de la noche y en soledad” sino “frente a un número muy importante de testigos” y agregó que las imágenes “nos impactan por la indiferencia con la que acompañan la mayoría de los testigos”.

Criticó la actitud de “no participar cuando hay una situación que atenta contra la seguridad y la dignidad de las personas” y afirmó que “lo que vemos en el video nos refleja como sociedad”.

El ministro sigue sosteniendo, en base al informe de la comisión contra el racismo, que la agresión tiene componentes racistas, aunque aclaró que esto lo tendrá que determinar la Justicia.

Justamente en el encuentro de ayer se criticó la “lentitud” en el accionar del Poder Judicial frente a los hechos denunciados. Lo que más preocupa, dijo la integrante del Instituto de Derechos Humanos, Ariela Peralta, es el abordaje que se hace del tema con el tiempo transcurrido. El paso del tiempo repercute en la construcción de la opinión sobre lo que pasó.

Ehrlich coincidió. “Se tomó nota en cuanto a la lentitud de la Justicia, que tiende a banalizar la situación y termina desnaturalizando el hecho en sí. La banalización llega a invertir el hecho y nos terminamos preguntando qué habrá hecho la víctima”, explicó y reclamó que las investigaciones judiciales se hagan “con la mayor rapidez para evitar que haya una distorsión por banalización”.

El ministro señaló que se resolvió solicitar información a la Justicia sobre el avance de los procedimientos.

YEMANYÁ.

Por otra parte, el ministro Ehrlich expresó su “preocupación” por una serie de amenazas formuladas a través de las redes sociales contra la celebración de Yemanyá, que se realiza todos los 2 de febrero. “Analizaremos las maneras de intervenir o apoyar para que este evento se realice en la forma habitual”, enfatizó.

Foto: Alex Espinosa

 

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada