Al algoritmo de Netflix no le importa el feminismo ni la pedofilia

La plataforma usó imágenes de niñas haciendo twerk para promocionar Cuties, la película de la premiada directora franco senegalesa Maïmouna Doucouré. Su lógica no está capacitada para leer las complejidades y sutilezas de una obra, por eso hizo marketing justamente con lo que el film pone en debate: la sexualización de las preadolescentes.

Al algoritmo de Netflix no le importa el feminismo ni la pedofilia

Por Cosecha Roja
21/08/2020

Cuatro nenas de 11 años arqueando la espalda en un entrenamiento de twerk. Es la imagen del póster del lanzamiento en Netflix de la película Cuties y generó una ola mundial de indignación: miles de tweets de #NetflixPedofilia, campañas de firmas en change.org, denuncias de cosificación sexual de las mujeres y memes de “puede alguien pensar en los niños”. 

[Alerta spoiler, el afiche no refleja para nada el contenido del film] 

Cuties, ópera prima de la directora franco-senegalesa Maïmouna Doucouré, cuenta la historia de una nena musulmana senegalesa de familia tradicional que vive en París y se siente atrapada entre los valores conservadores de su entorno y la cultura de Internet. Quiere bailar y divertirse como sus amigas, pero encuentra que las redes le devuelven mandatos de belleza que la angustian. 

La película (Mignonnes, que significa “lindas”, “simpáticas”) pone en debate un rango de opresiones que viven las niñas preadolescentes. Es decir, todo lo contrario a las niñas sexualizadas que vende la plataforma en una simplificación burda y dañina. Incluso la descripción en Netflix no parece escrita por alguien que haya visto la película ni le importe su contenido: “Amy tiene 11 años y se queda alucinada con un grupo de baile de chicas. Para unirse a ellas empieza a explorar su feminidad, desafiando las tradiciones de su familia”. 

Esta sinopsis no asombra. Lo que hace Netflix es reducir todo con la misma lógica algorítmica: vendieron Cuties como una especie de Poco Ortodoxa musulmana e hipersexualizada. El algoritmo no está capacitado para leer la complejidad y las sutilezas, sino para repetir y optimizar lo que le parece que funciona y meterlo en el molde. El algoritmo dice “si esto funcionó, lo demás también”.

netflix

 

La perversión está en el método: les gustó una serie sobre alguien que se rebela contra la religión, fueron fans de Eleven en Stranger things, entonces esto les va a encantar. ¿Y para colmo hay twerk? ¡Cartón lleno! La métrica perfecta. No es difícil imaginarse la reunión en la que se decidió usar un póster que no representa a la película.

La jugada fue a expensas de la obra y de su autora: Doucouré tuvo que cerrar sus redes ante la lluvia de insultos y amenazas de muerte. Feminista negra, hija de padres senegaleses y criada en París, la directora estudió biología pero incursionó en el cine y le fue bien en varios cortos. Con Cuties pegó el salto: el Festival Sundance 2020 la premió por el jurado de Dirección, elogiando el guión. La misma suerte tuvo en la Berlinale, donde fue aclamada. Pero la campaña de Netflix empaña todo el proyecto.

Después del revuelo mundial y las 20 mil firmas que junto la plataforma Change solo en Reino Unido, Netflix se disculpó: “Lamentamos el trabajo artístico inapropiado que usamos para esta película. Esta no era una representación precisa de la película, por lo que la imagen y la descripción se han actualizado”.

netflix 2

Para ellos, es asunto resuelto. Si en el camino se tergiversa la lógica de una obra audiovisual de una directora feminista, no importa: lo importante para el agoritmo es la que la fórmula funcione. La mercadotecnia es todo, el contenido es nada. Aquí no somos fans de las teorías conspirativas, pero la hipótesis de que hicieron esta bestialidad a sabiendas para generar ruido en la opinión pública y tener publicidad gratis no es descabellada. Ya pasó con Sense8: la cancelaron en el pico de su popularidad y millones de fans hicieron campaña en todo el mundo para que volviera. El episodio final de dos horas, ¿fue una respuesta al reclamo o estaba todo calculado desde el principio? El algoritmo es oscuro y su lógica reduccionista, pero no es bobo. Netflix cambió el afiche del anuncio de Cuties, más no la fecha de estreno.

Es una de sus habituales tretas. ¿Alguna vez te preguntaste por qué películas tan aburridas o pochocleras son siempre las primeras en las tendencias? Según develó la revista Vulture este año Netflix cambió su lógica de visionado: con que veas 2 minutos de una película o serie, la considera como una visualización completa. Así llegan al top 10 títulos impensados. 

La cineasta Lucrecia Martel varias veces cruzó a Netflix por empobrecer a la industria a partir de sus lógicas comerciales. En una entrevista para la revista PlayBoy dijo que sabe de “guionistas a los que casi les da vergüenza que sus nombres aparezcan ahí y directores que buscan sus cheques y salen corriendo”. Para la autora de La ciénaga “el 90% de la programación son idioteces”, y las series para “pasar el rato” son una muestra del momento conservador que habita el mundo.

Cosecha Roja

Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales
Cosecha Roja