AMIA: “¿A dónde iba a denunciar? ¿En el juzgado de Galeano?”

“¿A dónde iba a denunciar? ¿En el juzgado de Galeano? Hasta a mi abogado le dijeron que no se metiera porque si no, también lo iban a meter preso a él”. Así contó el ex policía Víctor Cruz, quien estuvo preso seis años y medio por no mentir en su declaración a pedido del ex juez.

causa encubrimiento amia

Los policías Víctor Cruz y Walter Castro declararon hoy en el juicio por irregularidades en la investigación de la causa AMIA. En la misma línea de los testigos anteriores, ambos fueron arrestados y amenazados por el ex juez Juan José Galeano para que mintieran en su declaración e inculparan al ex comisario Juan José Ribelli. Cruz, además, estuvo seis años y medio preso y fue uno de los primeros en acusar al ex comisario Jorge “Fino” Palacios, imputado por encubrimiento.

“Mi único interés es que se haga justicia”, contestó Cruz cuando la presidenta del Tribunal Oral Federal 2, Karina Perilli, lo interrogó al comienzo de la audiencia. Luego comenzó con el relato del día de su arresto, en julio de 1996. Según le informaron, se relacionaba con su participación en el intento de detención a Carlos Telleldín (Tras el atentado, fue señalado como el último poseedor del motor de la Trafic encontrado entre los escombros de la mutual judía) en marzo de 1994. Cruz formó parte junto a otros policías también imputados y presionados por el ex juez Galeano: el subcomisario Raúl Ibarria (fallecido), Marcelo Casas y Eduardo Toledo, quienes prestaron declaración la audiencia anterior.

“Quería que hablara de Ribelli. Si hablaba en su contra, yo tenía posibilidades de irme en libertad”, recordó Cruz basándose en los dichos de Galeano. El ex policía contó que no accedió a las presiones y pasó seis años y medio preso imputado en la causa AMIA.

Según el testigo, también recibió ofrecimientos por parte de enviados del ex comisario a cargo de la Brigada Antiterrorista, Jorge “Fino” Palacios, hoy imputado por encubrimiento. Fue cuando cumplía su condena en la cárcel de Caseros, de donde había pedido el traslado debido a su deterioro físico. “Llegué a pesar 30 kilos menos que lo normal. Por eso, mi abogado solicitó mi traslado en el juzgado de Galeano”, contó. Y agregó: “Vinieron varias veces dos oficiales a decirme que si declaraba contra Ribelli, ellos mejoraban mis condiciones de detención”.

Además de haber perdido su trabajo, Cruz detalló las consecuencias que implicó su situación en la  familia. El más afectado fue el hijo, quien también era policía. “Lo presionaron para que yo mintiera. Con eso cerraban el armado de la causa”, contó. Al joven, que lo escuchaba desde el público, se le caían las lágrimas. “Lo despidieron de la policía y también del siguiente trabajo que tuvo porque su padre estaba preso por el atentado a la AMIA”, agregó.

Sobre el final de su declaración fue interrogado por las defensas acerca de las razones por las cuales no había denunciado en su momento las presiones que recibió. “¿A dónde iba a denunciar? ¿En el juzgado de Galeano? Hasta a mi abogado le dijeron que no se metiera porque si no, también lo iban a meter preso a él”, respondió.

Walter Castro

El ex cabo de la Brigada de Lanús contó que estuvo dos días en los calabozos de Tribunales arrestado por la causa AMIA. Si bien estuvo incomunicado como cualquier detenido, al ingresar al Juzgado de Galeano le informaron que declaraba en calidad de testigo por su participación en la detención a Telleldín en abril de 1994.

Mientras dos secretarios le tomaban declaración sobre temas que desconocía, ingresó el ex juez y quedaron solos en la sala. “Esta declaración a mí no me sirve. No me pongas esa cara de boludo que con esto vas 15 años a la cárcel”, le advirtió Galeano según recordó Castro.

Pedidos finales

El abogado de la querella que nuclea a los ex policías bonaerenses, Juan Manuel Ubeira, solicitó al Tribunal se incorpore al debate la resolución de la Cámara Criminal y Correccional Federal del 30 de marzo. En ella se confirma el procesamiento del ex comisario Luis Vicat y quienes entonces participaron como abogados de policías, Marta Parascándalo y Federico Domínguez, actual presidente de la Cámara de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires.

En la resolución, la Cámara reafirmó la interacción coordinada entre los tres procesados y los hoy imputados en el juicio. Esta confirmación se suma los testimonios de ex policías que ya declararon en el juicio y denunciaron amenazas por parte de Vicat, Domínguez y Parascándalo.

 

Próxima audiencia

El lunes 11 de abril se espera declaren como testigos el ex policía Manuel García y las familiares del ya fallecido policía Claudio Araya, Jaqueline Araya y Graciela De Leone.

***

En este juicio por encubrimiento, el Tribunal Oral Federal 2 busca determinar cómo y a través de qué medios el entonces juez de la causa AMIA, Juan José Galeano, desvió la investigación del atentado, bajo la instrucción presidencial y la colaboración y complicidad de diversos funcionarios.

Además de Galeano, están acusados el ex presidente Carlos Menem; el ex secretario de Inteligencia, Hugo Anzorreguy; su segundo, Juan Carlos Anchezar y el ex agente de inteligencia, Patricio Finnen; el ex titular de la DAIA, Rubén Beraja; los ex fiscales Eamon Mullen y José Carlos Barbaccia y los policías Carlos Castañeda y Jorge Palacios. También están imputados Carlos Telleldín, último tenedor conocido de la Trafic que habría explotado en la AMIA, junto a su ex esposa Ana Boragni y su abogado Víctor Stinfale, por haber aceptado el cobro de 400.000 dólares de fondos reservados de la SIDE para cambiar su declaración por una falsa que inculpara a los policías de la Bonaerenses.

 

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada