Argentina: 119 femicidios en los primeros seis meses de 2012

Natasha Pitts – Adital

El Observatorio de Feminicidios ‘Adriana Marisel Zambrano’, coordinado por la Asociación Civil La Casa del Encuentro, hizo recientemente una recolección de datos que culminó en un informe de investigación sobre el delito de feminicidio en Argentina. Los datos fueron tomados a partir de informaciones divulgadas por las agencias noticiosas D y N y Télam y además por aproximadamente 120 diarios de cobertura local y nacional.

El resultado obtenido es que en el período analizado – que va del 1º de enero al 30 de junio de este año – ocurrieron 119 feminicidios y feminicidios ‘vinculados’ en el país, además de 11 feminicidios vinculados de hombres y muchachos. El informe también revela que la violencia de género dejó 161 niños y adultos huérfanos.

La persona responsable de los crímenes, en la mayoría de las veces, es el compañero, esposo o novio de las víctimas (59 casos). Los ex fueron también los victimarios en 24 casos. A continuación, el informe muestra que otros parientes (8), vecinos o conocidos (13), personas sin vínculo aparente (13), padres y padrastros (2) fueron los demás feminicidas.

Según el criterio de edad, los grupos de mujeres que corren mayor riesgo son los que van de 19 a 30 años (con 38 víctimas) y el grupo de 31 a 50 (con 37). Las cifras también son altas en grupos de 51 a 65 años (13 víctimas) y de 13 a 18 años (9). La edad de los autores es similar a la de sus víctimas, pues el informe muestra que 43 feminicidas tenían entre los 31 y 50 años cuando cometieron el crimen; 29 tenían entre 19 y 30 años; y 14 de ellos entre 51 y 65 años.

Las armas de fuego (29) siguen siendo los principales instrumentos utilizados para la ejecución de las mujeres, pero los casos en que los crímenes fueron cometidos ‘cuerpo a cuerpo’ también son muy altos. Prueba de ello es que 24 mujeres fueron golpeadas, 22 apuñaladas, 13 fueron incineradas, 12 fueron estrangulados, siete asfixiadas, cuatro mujeres fueron degolladas y una fue ahogada.

Estos crímenes ocurren, en gran medida, en la casa donde la víctima vivía con su ejecutor (34) o en casa de la víctima (25). Los otros lugares donde las mujeres fueron ejecutadas varían, siendo la calle, edificios diversos y otros (40), otras casas (11) y la casa del feminicida (3). En seis casos no hubo registro del lugar del crimen.

El observatorio de Feminicidios en Argentina detalló también las regiones del país donde más mujeres son asesinadas por motivos de género, Buenos Aires encabeza la lista con 36 crímenes, seguida por Santa Fe, con 11 y Salta, con 9.

Los datos son elevados, pero el Observatorio de Feminicidio estima que pueden ser aún mayores, ya que el informe, por falta de información adecuada, no pudo registrar los casos de mujeres que mueren por abortos clandestinos, que llegan a los hospitales con marcas de violencia machista o aquellos que son calificados como suicidio, pero cuyas víctimas venían sufriendo constante violencia sexista.

Para enfrentar este delito cada vez más habitual en el país, La Casa del Encuentro enumera 16 demandas dirigidas a las autoridades competentes. Entre ellas, la creación de un registro de estadísticas oficiales sobre la violencia contra la mujer, incluyendo cifras sobre feminicidios. Otra exigencia antigua es la incorporación en el Código Penal de la figura del femicidio como una figura penal autónoma, así como la pérdida de la custodia de los niños para el feminicida, pero no la pérdida de las obligaciones financieras.

Piden además que sea exigidos, que todas las provincias, adhieran a la Ley de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujeres (Ley Nº 26.485). También sugieren que en toda de Argentina sean establecidas Oficinas de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia.

Protección integral y efectiva desde una perspectiva de género para las mujeres víctimas de violencia y una mayor cantidad de hogares refugio y hogares para el día, para las víctimas con asistencia interdisciplinaria también hay demandas en el informe.

“Es necesario considerar a la violencia sexista, como una cuestión política, social, cultural y de Derechos Humanos, de esta forma se podrá ver la grave situación que viven las mujeres, niñas y niños en la Argentina como una realidad colectiva por la que se debe actuar de manera inmediata”, advierte La Casa del Encuentro.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada