Argentina: Cayó el Ricky Fort de la cocaína

En el pueblo todos sospechaban que esos tipos andaban “en cosas raras”. Un Mini Cooper, un Ford Mondeo, dos motos de alta cilindrada, dos camionetas Ford Ranger y una Toyota Hilux eran mucho lujo para ciudades chicas como Pehuajó, Trenque Lauquen, Carlos Casares y Henderson, al oeste de la provincia de Buenos Aires.

La policía los investigó durante 5 meses y cayeron todos juntos. Fueron 36 allanamientos donde encontraron 4 kilos de cocaína, 1,5 de marihuana, dos revólveres calibre 38 y 30 mil pesos. Hay  18 detenidos, 4 son mujeres.

Oscar Carnaza, alias “Ricky Fort” pasó de una vida sin pretensiones al lujo y la ostentación de la noche a la mañana. Enseguida se ganó el apodo que lo comparaba con el chocolatero millonario y mediático de la Argentina: Ricardo Fort.

La banda tenía un líder que conocía el paño: Luis Alberto Cora, “El Negro” o “el Loco”, según la confianza del que lo tratara. “El Negro” estaba jugado: pena de prisión en suspenso por una causa de comercialización de estupefaciente. Desde Pehuajó “El Negro” comandaba por handy la distribución de cocaína y marihuana.

Juan Marcelo Cora, Daniel “Ruso” Mecadan, Juan Emanuel Ibañez, Alejandro “Narigón” Carestia, Miguel Ángel Selis, Agustín Del Arco, Jonatan Sargento, Juan Domingo Carmona, Julio Poeig, Hugo Senisse, Ángel Mancuso y hasta el “Ricky Fort” eran sus vendedores de las ciudades vecinas.

A la gente de estos pueblos no le gustan los que de un día para otro tienen la camioneta o el auto que a ellos les costó una vida de trabajo. Sus mujeres se daban la gran vida sin mover un dedo. Los empezaron a mirar mal y los hombres en los asados sacaban conclusiones que no cerraban por ningún lado.

Se decía que habían arreglado a varios para que mantuviera el pico cerrado. Políticos y policías hicieron más de una vez la vista gorda. Parecían intocables. Cayeron ayer en una investigación que la policía bautizó “Mito”, para muchos ya lo eran.

2 comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada