Argentina: Desarmaderos de autos están conectados con la corrupción

Cosecha Roja.-

La avenida Hipólito Yrigoyen está en el borde de Lanús Oeste. Es la ruta provincial 205. Hay comercios, veredas rotas, árboles sin hojas, y muchos autos. Allí, al 2800, quedaba EA Autopartes, donde fueron halladas más de 50 mil piezas ilegales de vehículos. En Del Valle Ibarlucea, la calle paralela, a la misma altura, está ubicada la Comisaría 1.ª de Policía. Había patentes tiradas en el piso que indicaban la antigüedad del negocio: tenían pedido de secuestro de hace una década.

Motores con el serial limado, llantas de alta gama, puertas de seguridad y carrocerías cortadas fueron algunas de las autopartes halladas por Gendarmería Nacional en 43 allanamientos a desarmaderos de las zonas sur y oeste del conurbano bonaerense: Lomas de Zamora, La Matanza, Almirante Brown, Esteban Echeverría y Lanús. Hasta ahora van contabilizadas 106 mil piezas ilegales. Había alrededor de cien autos ya desarmados o en proceso de desguace.

La historia de este operativo comenzó en 2007, cuando se creó la ley 22.761, de Comercialización y/o Almacenamiento de Autopartes Usadas, que obligó a los dueños de desarmaderos de vehículos a registrarse en un sistema único (Rudac) para garantizar que las piezas negociadas por ellos provinieran de autos legales. Por ejemplo, si un parabrisas no está en el registro y no cuenta con la calcomanía que afirma su origen, entonces fue adquirido en el mercado negro.

“Los desarmaderos podían ser legales, pero en muchos se estaban cortando y vendiendo partes truchas, unas resultado del robo de autos, otras de vehículos con pedido de secuestro, y tantas más comercializadas ilegalmente luego del descarte de un seguro o por falta de documentos”, explicó una fuente del operativo. Precisó que muchos de los vehículos con pedido de secuestro son negociados por quienes deberían ser sus custodios, los mismos policías.

Esta vez, los locales comenzaron a rastrearse con ayuda de sitios de internet que prometían partes más baratas de lo normal, aun para autos de alta gama. Muchos estaban inscriptos en la Unión Nacional de Comerciantes de Repuestos Usados para el Automotor, Uncrupea.

Los depósitos hallados son un eslabón en la cadena de autopartes ilegales. Allí se desguazan los autos, se guardan y se venden las piezas, pero antes hay alguien que las consigue y después alguien que las compra. “Todo esto se relaciona con otros delitos, como el hurto, el homicidio y la comercialización no autorizada; y ahí se involucra mucha gente, desde el ladrón común hasta el comprador que revende, pasando por el trabajador que no sabe que está cortando un auto para fines ilegales”, agregó la fuente. En operativos como este, la AFIP asiste, porque muchos empleados de los locales de autopartes están trabajando sin derechos de ley.

“Lo que busca la Dirección de Fiscalización de Desarmaderos, del Ministerio de Seguridad de la Nación, que coordinó la investigación y el operativo, es acabar con el negocio ilegal, para que los legales puedan funcionar con todas las garantías para el comerciante, el empleado y los compradores”, puntualizó. En el operativo, 25 desarmaderos fueron clausurados y 25 personas quedaron a disposición de la Fiscalía N.º 15 de Lomas de Zamora.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada