Argentina: perpetua para un catequista por matar a su novia

Cosecha Roja .-

El catequista Lucas Ezequiel Martínez asesinó de 18 puñaladas a su ex novia Noelia Delic. En un fallo unánime, el Tribunal Oral en lo Criminal N.° 5 de Lomas de Zamora lo condenó a prisión perpetua por “homicidio calificado por ensañamiento y alevosía”.

Graciela y Pedro Delic, los padres de la víctima, quedaron satisfechos con la condena. “Siento mucha paz. No tiene que quedar dudas que cuando una mujer dice no es no”, dijo Graciela al finalizar la lectura de la sentencia.

Después de escuchar el dictamen, Pedro Delic le agradeció al Tribunal por el veredicto. “Más allá de mi satisfacción, siento dolor porque el responsable de la muerte de mi hija también va a tener que pagar”.

El 3 de julio, Bernardo Schell, un fiscal de Lomas de Zamora, había pedido prisión perpetua para el ex catequista. Según el representante del Ministerio Público, durante el debate quedó acreditado el “evidente protagonismo” de Martínez en el hecho.

Durante el debate oral, Martínez Rudaz se declaró inocente. Argumentó que al momento del crimen “estaba caminando” y que en la comisaría de la localidad de Sarandí, donde confesó el hecho, lo “presionaron para que firme esa declaración” porque fue un caso “mediático”.

“Nada de lo que afirmó Martínez en el juicio respecto a las presiones quedó convalidado. No existe ni la más mínima sospecha de que haya habido engaño o coacción”, dijo Schell en la audiencia que se realizó en el edificio ubicado en la Autopista Presidente Perón y Larroque, de Banfield.

La versión del ex catequista perdió fuerza con las pruebas que aparecieron en el camino. Juan Gabarino, uno de los testigos, aseguró que tres meses después de la detención de Martínez, fue a visitarlo a la Unidad Penitenciaria 9 de Bahía Blanca. Allí, el acusado le confesó que el día del crimen había ido a la casa de la joven. Después de cruzar un par de palabras, discutieron. En ese momento, Martínez Rudaz extrajo un cuchillo con el que apuñaló a Noelia y luego se fue a tomar una gaseosa.

En la investigación, apareció otra prueba que incriminaba al ex catequista. Yamila Comesaña, amiga de la víctima, leyó en el juicio una carta que el acusado le envió desde la cárcel. En la nota, admitió que en “cinco minutos de locura” había perdido “todo”. Después de un peritaje caligráfico solicitado por los jueces, se comprobó que la letra era de Martínez.

El crimen fue cometido el 6 de octubre de 2010. A Noelia la atacaron en el hall de entrada de una casa ubicada en Otero 258, de Villa Domínico. Su novio, Ezequiel Camarano, la encontró inconciente y la trasladó la Clínica Modelo de Quilmes, donde murió. Los médicos determinaron que Noelia tenía la tráquea rota, 18 puñaladas en el cuello, en la zona lumbar y el tórax.

Noelia y Lucas se conocían desde el jardín de infantes. Fueron novios entre principios de 2005 y finales de 2007, casi tres años antes del asesinato de de la joven estudiante de Letras.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada