Asesinaron a puñaladas a un fotógrafo francés en la capital argentina

Por Carlos Rodriguez – Página 12.-

Laurent Schwebel (52) era un geólogo y fotógrafo francés que vivía en la ciudad chubutense de Puerto Madryn, donde trabajaba como guía turístico, con especialidad en el turismo aventura. A las 8.40 de ayer, este hombre acostumbrado a realizar riesgosas excursiones en el Polo Sur, fue asesinado de una puñalada mientras tomaba fotografías en el Monumento a los Caídos en Malvinas que se encuentra en la plaza San Martín, frente a la estación Retiro. El imputado por el crimen, que fue detenido poco después del hecho, es un hombre de 24 años, Ramón Víctor Giménez, soltero, desocupado, sin domicilio fijo, quien acababa de salir de prisión luego de cumplir una pena por dos hechos de robo. Esta vez mató para llevarse una cámara de fotos que fue encontrada en la mochila que llevaba consigo cuando lo detuvieron, junto con el arma blanca, un cuchillo con empuñadura de color negro y una hoja de 25 centímetros.

Las cámaras de seguridad captaron primero el momento en que Giménez cruza la avenida Del Libertador en dirección a la Torre de los Ingleses, y segundos después a su víctima, que cae herido de muerte sobre la vereda este de la Plaza San Martín, ante un pequeño grupo de personas que ni siquiera atina a intervenir, ante el impacto de la escena que tenían ante sus ojos. Cuando Schwebel aparece en el foco de la cámara, se observa a una persona que sale corriendo y señala hacia el lugar donde escapó el autor del homicidio. Esa fue la persona que dio aviso a la policía, que de inmediato detuvo al hombre señalado como el agresor.

Laurent Schwebel había llegado sólo de paso a la Capital Federal y se alojaba en el Hotel Lafayette, en Reconquista 456. Hoy tenía pensado seguir viaje hacia el interior del país, en plan de vacaciones. A los pocos minutos de haberse producido el ataque llegó al lugar una ambulancia del SAME, pero sólo pudo constatar que la víctima había fallecido. La puñalada había impactado sobre su pecho y apenas pudo caminar unos pasos, hasta caer sobre la vereda, siguiendo el mismo recorrido de su atacante.

Schwebel había salido del Hotel Lafayette llevando consigo un bolso en el que estaba su cámara. Cuando estaba frente al monumento, tomando algunas fotos, se cruzó con el agresor, con quien forcejeó cuando intentó sacarle la máquina. Como respuesta, el autor del hecho sacó el cuchillo y se lo clavó en el pecho. “Pensamos que eran dos borrachos que estaban peleando, pero después nos dimos cuenta de que al hombre lo estaban asaltando y que la víctima se movía en forma extraña, porque ya estaba herido”, relató una mujer que fue testigo.

“Los dos tiraban de la cámara y se escucharon algunos gritos”, dijo la testigo. Cuando Schwebel cayó en la vereda “le brotaba la sangre por todos lados”, comentó una fuente policial. El director del SAME, Alberto Crescenti, dijo que la ambulancia “demoró cuatro minutos en llegar al lugar del hecho desde que se produjo el alerta, pero cuando los médicos lo revisaron ya estaba muerto. A simple vista, presentaba una puñalada en el pecho”, confirmó.

La policía hizo saber que el autor del crimen cruzó hacia la Plaza Fuerza Aérea Argentina, donde está la Torre de los Ingleses, hasta donde fue perseguido por un testigo que “a los gritos le avisó a un policía de la comisaría 46ª que se encontraba en la parada”. Los voceros policiales confirmaron que “todo indica que el que actuó fue una sola persona, joven y delgada, que no tuvo tiempo de escapar”. El detenido fue llevado primero a la comisaría 46ª, donde lo revisó un médico legista, y con posterioridad lo alojaron en una celda de la seccional 15ª. En la zona hay nueve puestos policiales de ambas seccionales. La Avenida del Libertador es la que divide la jurisdicción de esas dos comisarías.

Un testigo insinuó que la policía “tardó un poco en acudir al lugar” del hecho porque “apenas pasó el incidente se vio circular a un patrullero al que se le hizo señas para que se detuviera, pero siguió de largo”. La misma persona aseguró que le llamó “la atención” el hecho de que “en la zona del Monumento a los Caídos (donde ocurrió el ataque) no había ningún vigilante, pese a que siempre hay agentes en esa zona”.

La Plaza San Martín es jurisdicción de la 15ª, que tiene montado un sistema de vigilancia con bicipolicías. Al parecer, los agentes se encontraban en la otra punta del paseo público, que ocupa más de una manzana. El detenido quedó a disposición del juez de Instrucción Fernando Caunedo. Los peritos de la Unidad Criminalística Móvil que trabajaron en el levantamiento de rastros de la escena del crimen secuestraron el arma blanca todavía ensangrentada, con la que se habría cometido el homicidio.

Además de las turistas francesas asesinadas en Salta (ver aparte), hubo otra víctima de la misma nacionalidad que murió en Buenos Aires en un hecho delictivo. Fue la estudiante universitaria Périne Bermond (22), quien en 2004 fue hallada asesinada, con un cuchillo clavado en la garganta, en un departamento del mismo barrio porteño de Retiro.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada