Asesinato de Regina Martínez: piden que el gobierno mexicano deje de simular

Proceso.-

La Red Nacional de Comunicación y Acción Urgente de Defensoras de Derechos Humanos en México condenó el asesinato de la corresponsal de Proceso en Veracruz, Regina Martínez.

Además, exigió al gobierno del presidente Felipe Calderón que “deje la simulación” y que “actúe” para garantizar la seguridad de los comunicadores en el país.

Las organizaciones civiles que conforman la red y que firmaron el pronunciamiento difundido este miércoles recordaron a Regina como una defensora de los derechos humanos, además de periodista.

“Regina era una defensora del derecho a la información y periodista crítica. Su trabajo en los medios en los que colaboró siempre contribuyó a conocer la verdad”, dice la Red en su pronunciamiento.

Específicamente, recordaron el puntual seguimiento que la periodista dio al caso de la muerte de la indígena Ernestina Ascencio, así como las investigaciones y reportajes sobre la situación que prevalece en Veracruz por la presencia de los grupos del narcotráfico, matanzas masivas y ejecuciones que, incluso, derivaron en la “desaparición” de los ejemplares de la revista Proceso en más de una ocasión.

“Es evidente que el asesinato de Regina Martínez se da dentro de un contexto de hostigamiento, persecución e intimidación para no ejercer el derecho a defender los derechos humanos, el derecho a la información y libre expresión”, reclamó la Red.

Ante la escala de violencia, asesinatos, impunidad y amenazas contra las defensoras y defensores de derechos humanos y periodistas, exigió al Estado mexicano y al gobierno de Veracruz el cese inmediato de los ataques, persecución y amenazas contra activistas y representantes de los medios en esa entidad.

Pidió garantizar el derecho a informar, y una investigación exhaustiva del asesinato de Regina Martínez, ante el hecho de que “su trabajo en el semanario Proceso era reconocido y sus reportajes causaban malestar”.

“Que los responsables sean presentados públicamente, procesados y sancionados”.

Regina fue asesinada el pasado 28 de abril en su casa de Xalapa. Su cuerpo mostró huellas de estrangulamiento y golpes.

La Red Nacional de Comunicación y Acción Urgente de Defensoras de Derechos Humanos está integrada por organizaciones de todo el país, entre ellas el Consorcio para el Diálogo Parlamentario y Equidad de Oaxaca; el Centro Diocesano para Derechos Humanos “Fray Juan de Larios”, de Coahuila; el Centro de Apoyo al Trabajador de Puebla, la Red Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez, CIMAC, la Red Feminista Sonorense, la Red Promotora de Derechos Humanos de las Mujeres Indígenas en Jalisco, el Comité de Familiares de Detenidos-Desaparecidos “Hasta encontrarlos”, el Centro Las Libres de Guanajuato y la Organización del Pueblo Indígena Me’phaa de Guerrero.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada