Así detuvieron al árbitro que intentó abusar de juveniles de Newell’s

Así detuvieron al árbitro que intentó abusar de juveniles de Newell’s

Martín Bustos recuperó la libertad el 13 de septiembre del año pasado, después de haber estado seis meses detenido acusado de abuso sexual a jóvenes de las inferiores de Independiente. Ayer a la tarde volvió a caer preso en Rosario. Había contactado a chicos de las inferiores de Newell’s Old Boys a través de las redes sociales.

Por Cosecha Roja
07/06/2019

El árbitro Martín Bustos recuperó la libertad el 13 de septiembre del año pasado. Había estado seis meses preso acusado de abuso sexual a jóvenes de las inferiores de Independiente. Ayer a la tarde volvió a caer preso en Rosario. Había contactado a chicos de las inferiores de Newell’s Old Boys a través de las redes sociales. Cuando creía que iba a encontrarse con uno de ellos lo detuvo la policía.

El miércoles un chico le contó a los coordinadores de las inferiores que un hombre los acosaba por redes sociales. “Se hacía pasar por masajista y por ex jugador de fútbol. Hablaban de fútbol, de lesiones. Hasta que en un momento el jugador empieza a notar que las conversaciones empiezan a tomar un tono extraño”, explicó a Cosecha Roja una fuente judicial. El hombre le decía que le podía hacer masajes que lo podían ayudar con la lesión y le pedía que no le contara a nadie sobre esas conversaciones.

El club dio aviso la Justicia. “La denuncia la realizó la institución ayer a las tres de la tarde”, contó a Cosecha Roja la fiscal de la Unidad Especial de Delitos Sexuales Carla Cerliani, a cargo de la investigación.

La fiscal puso en marcha un operativo para atrapar al sospechoso. Un agente de la Policía de Investigaciones (PDI) se hizo pasar por uno de los chicos en las redes y concretó un encuentro para las seis de la tarde. Cuando el árbitro llegó, lo esperaba la policía.

El árbitro estaba alquilando un departamento temporario en la ciudad. Los agentes le secuestraron una computadora y un celular que serán peritados.

Bustos quedó detenido. Mañana a la mañana se realizará la audiencia imputativa. “En la audiencia vamos a conocer los detalles del caso”, explicó la fiscal. Según informaron otras fuentes sería en principio un solo caso y estaría enmarcado en el delito de grooming, que prevé una pena de seis meses a cuatro años de cárcel.

Después de la detención, el club publicó un comunicado oficial: “Para tranquilidad de todos, la amenaza fue detectada a tiempo por personal del departamento de psicología gracias a que estos profesionales asisten a los chicos de las divisiones inferiores las 24 horas del día, realizan controles permanentes que se integran en los procesos educativos para el desarrollo deportivo”

Bustos ya había estado preso acusado de abuso de menores. Lo detuvieron el 24 de marzo de 2018 en el marco de la investigación por abuso sexual contra un grupo de chicos de las inferiores de Independiente.

La investigación se inició a partir de una denuncia del club. Un chico de 16 años de las divisiones inferiores de Independiente le contó llorando al psicólogo de la pensión que había sido víctima de abusos. Contó que desde la pensión del Club lo llevaban a un departamento privado en Palermo y allí tenía sexo con hombres mayores de edad.

Con los días los psicólogos descubrieron que no era el único caso: había por lo menos siete menores y un jugador de inferiores mayor de edad abusados. A los pibes les ofrecían pasajes para visitar a sus familias en el interior, botines y cargas de SUBE a cambio de sexo.

El árbitro Martín Bustos fue uno de los detenidos. En septiembre del año pasado la Sala I de Lomas de Zamora ordenó liberarlo junto a otros dos imputados. El tribunal cambió la acusación de abuso sexual de menores a promoción a la corrupción de menores. Como la pena mínima para ese delito es de tres años, fueron excarcelados. Ahora Martín volvió a la cárcel. Mañana la fiscal determinará por qué delito lo acusa y la justicia decidirá si continúa preso.

Cosecha Roja

Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales
Cosecha Roja