Atraparon a Medio Millón, el prófugo más buscado de El Salvador

El Faro.-

La policía detuvo este domingo a uno de los prófugos más buscados del país. Reconocido como líder de una de las principales clicas de la Mara Salvatrucha, vinculado con el Cártel de Texis y vigilado de cerca por la DEA.

Tras un año y ocho meses prófugo, José Misael Rodríguez Cisneros, mejor conocido como Medio Millón, fue capturado este domingo 27 de mayo por agentes de la PNC. El hombre de 36 años es, según la Policía y diferentes informes de inteligencia del Estado, el líder de una de las clicas más poderosas de la Mara Salvatrucha, la Fulton Locos Salvatrucha, a la que Medio Millón hizo crecer en el municipio de Nueva Concepción, Chalatenango, desde donde él y su estructura juegan un papel clave en el traslado de mercancías ilegales por la ruta conocida como El Caminito, operada por el Cártel de Texis.

Según aseguró el jefe de la División Antinarcóticos de la PNC, Marco Tulio Lima, el despliegue de seguimiento a Medio Millón inició en febrero de este año, e incluyó a su división, al Centro de Inteligencia Policial, al Organismo de Inteligencia del Estado e incluso a la recién creada Subdirección Antipandillas de la PNC.

El Faro supo que desde el viernes pasado se hizo el primer intento por poner en marcha el plan de captura, sin embargo fue hasta este domingo cuando se realizó a pocas cuadras del Castillo, sede central de la PNC, en el barrio San Jacinto del Centro de San Salvador. Sobre las razones por las que la captura no se realizó el viernes, Lima explicó que había que “corroborar” que se trataba de él.

Medio Millón ha demostrado ser escurridizo. El 14 de septiembre de 2010, cuando a las 10 de la mañana casi un centenar de agentes policiales montaron un operativo de captura en Nueva Concepción, él logró fugarse. Dentro de la jerarquía policial y las fuentes de inteligencia del Estado hay quienes aseguran que Medio Millón recibió una filtración proveniente de la misma PNC. Este domingo cometió un error. Según la versión policial, Medio Millón bajó el vidrio polarizado de su pick up Ford doble cabina mientras realizaba una llamada telefónica. Fue entonces cuando los agentes asignados a su seguimiento corroboraron que se trataba de él y procedieron a cercarlo sin que él opusiera resistencia alguna. Medio Millón no estaba armado en el momento de su captura.

Cuando se le preguntó a Lima qué hacía Medio Millón en una zona tan inapropiada para un prófugo, se limitó a contestar que “venía a hacer un bisnes”.

Medio Millón es reclamado por el homicidio agravado de tres personas. Según la PNC, los asesinados son un pandillero de la misma clica Fulton; un deportado con el que Medio Millón tuvo problemas en Estados Unidos, de donde él mismo fue deportado el 16 de febrero de 2007; y una mujer a la que asesinó por razones “pasionales”. Además, es reclamado por homicidio agravado imperfecto y agrupaciones ilícitas.

Durante su tiempo como prófugo, y según los indicios que tiene la PNC, Medio Millón permaneció en San Pedro Sula, Honduras y entre Nuevo Ocotepeque, también Honduras, zona fronteriza con Chalatenango, y donde inicia la ruta del narcotráfico conocida como El Caminito. Desde ahí, Medio Millón se movía por puntos clave del trasiego de mercaderías, como San Fernando, Dulce Nombre de María, El Poy, Arcatao, hasta llegar a su bastión de control: Nueva Concepción.

¿Un líder no brincado?

“Es un caso sui géneris, especial, el sujeto no se vincula directamente a la pandilla poniéndose como líder, pero se sabe que domina a la Fulton de Chalate”, explica Lima sobre Medio Millón. De hecho, asegura, “mantiene contacto” con Saúl Antonio Turcios, conocido como El Trece, uno de los líderes de la Mara Salvatrucha que en el marco del pacto de reducción de homicidios entre el Gobierno y las pandillas fue trasladado del penal de máxima seguridad de Zacatecoluca al penal de Ciudad Barrios a mediados del pasado mes de marzo.

Aunque Lima cree que Medio Millón es un pandillero brincado, es decir, que pasó el ritual de ingreso a la pandilla, muchas fuentes de inteligencia aseguran que él simplemente es alguien que ha provisto de armas a la clica Fulton en Nueva Concepción y que se ha ganado su respeto al punto de poder utilizarlos como sicarios y de ser alguien cuya palabra tiene un peso fundamental en el grupo.

Cuando a principios del año pasado El Faro realizó las investigaciones del reportaje titulado El Cártel de Texis, un jefe policial de la zona en la que operaba Medio Millón aseguró que él había logrado armar una clica de cerca de 200 miembros, con una capacidad armada que superaba a la que tenían las delegaciones policiales de la zona. De hecho, según la carpeta policial que fue presentada tras su captura, Medio Millón solía moverse con entre dos y cuatro guardaespaldas armados con AK-47 y M-16. Esto último hace aún más extraña la manera en la que lograron capturarlo, desprovisto de armas y de seguridad.

Medio Millón ha sobrepasado el estatus criminal de pandillero común. Según el mismo Lima es alguien que tiene “relación con ganaderos, políticos, deportistas… Un tipo del crimen organizado”.

Además, El Faro supo a través de una fuente oficial al tanto de las investigaciones en Estados Unidos sobre Medio Millón, que el Gobierno estadounidense presionó por esta captura. Según esta fuente, la Agencia Antidroga Estadounidense (DEA por sus siglas en inglés) le sigue el rastro desde hace al menos cuatro años con pistas iniciales que provienen de Maryland, donde la Fulton tiene un importante arraigo. La capacidad de Medio Millón para mover drogas y armas, así como sus contactos en Honduras, fueron lo que propició que la DEA le prestara atención, según la información recibida.

Un eslabón del Cártel Texis

Medio Millón aparece como un nombre importante en la estructura de personajes que conforman la red de narcotraficantes que controlan El Caminito. En el reportaje El Cártel de Texis, aparece señalado por las autoridades como parte de una familia de narcos.

El año pasado, El Faro obtuvo un memorado interno de la PNC que pretendía alertar a las autoridades del Gobierno salvadoreño sobre un grupo de narcos que estaban metiendo papeles para lavar dinero a través de la Cuenta del Milenio, que es el fondo con que se financia la carretera Fomilenio. La familia de narcos a la que se refiere el memorando es la de Medio Millón, apellidado Rodríguez Cisneros.

“Se ha logrado individualizar que Marcos Cisneros Mata (padre fallecido), José Misael Cisneros Rodríguez (a) Medio Millón, Manuel de Jesús Cisneros Rodríguez (a) Millón, Douglas Alfredo Cisneros Rodríguez (a) Melón, José Moisés Cisneros Rodríguez y David Elías Cisneros Rodríguez son miembros activos de una estructura de narcotraficantes que manejan y controlan la mayoría de zonas y rutas de la zona norte de Chalatenango”, dice el documento policial.

Según el documento de la PNC, la familia de Cisneros logró obtener un préstamo de 600,000 dólares a través de un proyecto de Fomilenio para el desarrollo agropecuario en la región.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada