Autodefensas: el mito del desarme en Michoacán

Fuerza rural y autodefensas

Paloma Robles – Cosecha Roja.-

#LiberenaMireles, #MeRapoComoMireles y #TodosSomosAutodefensas fueron los hashtags con los que los usuarios de las redes sociales de México y ciudades estadounidense como Los Ángeles y Las Vegas reclamaron la liberación del líder de las autodefensas, José Manuel Mireles, detenido el pasado 27 de junio en el poblado La Mira, en la costa de Michoacán. Un helicóptero, una centena de militares, agentes de la Policía Federal y hasta de la Marina participaron en el operativo, como si se tratara de un capo narco como El Chapo Guzmán.

“Una pata de pollo, esa era la única arma que yo traía”, dijo José Manuel Mireles cuando relató su detención. Estaba almorzando en un restaurante de pollo rostizado con tres escoltas. No se resistió. Lo revisaron y lo encapucharon. Los soldados que lo apresaron se mofaban de él, algunos incluso tomaron su sombrero negro de capa ancha para hacerse selfies con su celulares. Así denunció Mireles en su declaración.

Luego lo subieron al helicóptero. “Yo pensé que me iban aventar al mar, esa es la mera verdad (…) llegué con taquicardia”, dijo Mireles a Talía Vázquez, la abogada que lo defiende, en una conversación grabada casi un día después de su captura. En ese lapso de tiempo el líder michoacano estuvo incomunicado, sin agua ni comida ni acceso a sus medicinas para la diabetes. Tras las rejas ya no era el tipo altivo, canoso y bigotón. Su imagen parece más la de un preso de guerra, completamente rapado, con piel amarilla y ojos cansados. Esa imagen circuló por los medios nacionales y logró que algunos se rapen la cabeza en honor a él, incluida Vázquez.

abogada rapada mileres

Una semana después de su captura el gobierno federal mostró nuevas cifras sobre su estrategia de seguridad. Más de 5.000 autodefensas se integraron en los últimos dos meses a la recién creada Fuerza Rural. La cifra se mantuvo en silencio desde el 10 de mayo cuando se supo que tres mil autodefensas habían registrado sus armas a cambio de un uniforme azul marino, con parches de la bandera de México en los brazos, botas de casquillo y gorra con escudos nacionales. El plan del gobierno federal fue presentado como un desarme y una legitimación de los integrantes de las policías comunitarias.

Pero la “estrategia de desarme” del gobierno no incautó las armas de alto poder que circulan en los más de 40 municipios liberados por los autodefensas desde 2013. Ese territorio antes lo controlaban Los Caballeros Templarios y las policías comunitarias se organizaron para enfrentarlos. Las AR-15 y AK-47 permanecen aún entre la gente, como acordó el gobierno con un ala de las autodefensas. La otra parte quedó de lado y comenzó un enfrentamiento entre ambos bandos.

A Mireles -que no quiso registrarse en las filas de la Fuerza Rural- se le detuvo por portación de arma de fuego exclusiva del ejército. Además, lo acusaron de tener marihuana, cocaína y 2500 dólares en su vehículo.

Mireles y autodefensas

“La estrategia es inadecuada”, dijo a Cosecha Roja el investigador del Colegio de Michoacán Salvador Maldonado. La intervención federal en Michoacán da un “protagonismo” peligroso a la Fuerza Rural. “El gobierno está haciendo un juego político con estas autodefensas convertidas en Fuerza Rural para desinflar un movimiento a costa de no estar discutiendo ampliamente un problema de seguridad que rebasa al mismo movimiento de las autodefensas”, dijo.

Para el especialista la legalización generó un vacío jurídico que impide saber con seguridad los objetivos de la nueva Fuerza Rural: “No se sabe a quién van a responder ni quién controla a quién”.

La captura de Mireles se suma a la estrategia de gobierno que busca mostrar un trofeo a través de los medios, pero que no resuelve los problemas de violencia que denuncian los michoacanos.

“Quiero reportar que ayer en la colonia lago 2 llegaron un convoy de 7 camionetas por unos sujetos no se si era de judiciales o sicarios alrededor de las 9:40″ //Alguien tiene mas info?”, se lee en Valor por Michoacán, un sitio de Facebook en el que los vecinos del estado denuncian desapariciones, asesinatos y balaceras pese a legalización de las autodefensas. “#Desaparecido David Saucedo Hernandez, 7am Mayo 27, 2014. Última vez visto fue en La Huacana Michoacan, compartan”, reporta otro post en la red social.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada