Siete tiroteos por día con la policía pacificadora de Río de Janeiro

En el primer trimestre de este año, se produjeron 623 enfrentamientos en favelas con UPPs en Río, lo que se traduce en un promedio de siete tiroteos por día. El cálculo – compilado por el Instituto de Seguridad Pública (ISP) y repasado a la Comisión de Seguridad Pública de la Asamblea Legislativa (Alerj) – es récord: desde el inicio de la serie histórica levantada por los órganos de seguridad del Estado, en 2014, el número de enfrentamientos por trimestre nunca fue tan alto. En comparación con el primer trimestre de ese año, la cantidad de tiroteos se triplicó en las áreas que ya fueron consideradas pacificadas por el gobierno.

Mientras los tiroteos aumentan, las incautaciones de drogas y armas siguen en la dirección inversa. En el primer trimestre de 2017, se registraron 236 incautaciones de drogas en las 38 favelas con UPPs – poco más de dos por día. El número es el más bajo desde el tercer trimestre de 2010, cuando llegó a 217. En la ocasión, 11 UPP ya se habían instalado en el estado. El primer trimestre de 2014, que tuvo menos de un tercio de los enfrentamientos registrados en el mismo período de este año, contó con tres veces más aprehensiones: 702.

El número de armas incautadas por UPP en los tres primeros meses de este año – 78 – revela que, en promedio, cada una de las 38 unidades recoge una cada 47 días. El trimestre que más registró aprehensiones de armas en los últimos tres años fue el último de 2016: en la ocasión, fueron 114.

La extinción fue sugerida por la policía

Los datos forman parte de un estudio realizado por el Estado Mayor de la PM para evaluar la situación de las UPP a pedido de la Secretaría de Seguridad. En posesión de las informaciones, el secretario Roberto Sá decidió mantener todas las unidades, ignorando el diagnóstico del trabajo, que sugirió la extinción de 12 unidades.

Para la diputada estadual Martha Rocha (PDT), presidenta de la Comisión de Seguridad de Alerj, las cifras reflejan la falta de inteligencia en acciones realizadas en favelas con UPPs.

– Cuanto más datos tenga la fuerza policial, mejores serán las operaciones. La integración entre las policías es fundamental para el proyecto de las UPP y eso no está sucediendo – evalúa la parlamentaria.

Hace dos semanas, el secretario de Seguridad anunció que 3.000 hombres saldrán de las UPPs para reforzar el patrullaje en áreas con altos índices de crímenes en la Región Metropolitana. La decisión, de acuerdo con Roberto Sá, fue basada en el mismo estudio que recomendó la extinción de 12 unidades.

La semana pasada, en audiencia pública en Alerj, Roberto Sá dijo que, mientras sea secretario, “el proyecto de las UPP no terminará”.

Los enfrentamientos entre traficantes y policías no estaban previstos en la génesis del proyecto de las UPP. En el caso de Morro Doña Marta, en Botafogo, la primera en instalarse en el Estado, no hubo tiroteos entre diciembre de 2008 a 2015.Para simbolizar el concepto de policía pacificadora, al principio los policías de las UPPs tenían uniformes diferentes del resto de la tropa .

En 2015, PM admitió que el proyecto tomaba rumbos no planificados y estableció colores para definir el grado de riesgo de cada favela. Meses después, el uniforme diferenciado de las UPPs fue abolido.

*Este artículo se realizó en el marco de la Beca Cosecha Roja. Fue publicado en Extra.

Rafael Soares
Rafael Soares

Periodista del diario Extra de Río de Janeiro, Brasil - Becario de Cosecha Roja

Sin comentarios

Comentarios cerrados