Buenos Aires: lo detuvieron por tenencia de marihuana y lo asesinó un policía

policia_bonaerense

Cosecha Roja.-

En Villa Ballester, en el partido bonaerense de San Martín, un joven de 22 años fue asesinado de un disparo cuando estaba siendo trasladado a la comisaría, después de haber sido detenido junto a dos amigos por tenencia de marihuana. Iba manejando su Renault Clio azul; lo acompañaba el subteniente Adrián Porcili. La versión policial dijo que el joven intentó arrebatarle la pistola al policía y cambiar el recorrido para volver a la villa; que en un momento el arma se disparo, el auto chocó y el joven murió cuando intentaba escapar. El policía está detenido a la espera de los resultados de las autopsias.

Gerardo Hernán Marcelli tenía 22 años. Ayer estaba con dos amigos en su Renault Clio azul en la zona de villa La Rana, en la localidad de Villa Ballester. Según contó a Cosecha Roja el subcomisario de la seccional 2ª de San Martín, Luis Cardona, un patrullero con dos policías de esa comisaría los interceptó. Al revisarlos, le encontraron marihuana (no se indicó la cantidad).

Los dos amigos de Marcelli fueron subidos al patrullero. A Marcelli lo pusieron al volante de su propio auto. A su lado se sentó el subteniente Adrián Porcili.

Durante el trayecto hacia la comisaría -dijo el subcomisario- el joven intentó arrebatarle el arma a su acompañante. “Se generó un forcejeo y la colisión del vehículo”, contó. Según el policía, el joven “intentó desviar el auto hacia nuevamente la villa, con el policía arriba del auto”.

La versión policial dice que durante el forcejeo entre el joven y el policía el arma se disparó. La bala le atravesó el tórax a Marcelli. Después del accidente, dijo el subcomisario, el muchacho intentó escapar. Corrió unos 30 metros y cayó desplomado.

Lo que no logró explicar el subcomisario Luis Cardona es si el forcejeo se produjo antes o después del choque; cómo hizo el joven para intentar arrebatarle el arma al policía mientras llevaba a cabo la maniobra con el vehículo; dónde llevaba la pistola Porcili –sólo en el caso que el subteniente fuera zurdo podría llevarla al alcance de la mano de Marcelli-, o en qué momento se disparó el arma. “Todavía no declaró el policía”, se excusó Cardona por los baches en su relato.

En la escena del crimen trabajaron directamente el fiscal de la UFI 6 de San Martín y personal de la Gendarmería. Fuentes judiciales confirmaron a Cosecha Roja que el subteniente Porcili está detenido a la espera de los resultados de la autopsia.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada