Bullrich reza, nosotras abortamos

Esta mañana, Esteban Bullrich, precandidato a senador por Cambiemos y ex ministro de Educación de la Nación, sorprendió con sus declaraciones en la radio: mezcló el derecho al aborto legal gratuito y seguro y el movimiento #NiUnaMenos y mostró lo poco que sabe sobre la Educación Sexual Integral y los derechos de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos.
– ¿Qué pasa con el derecho de las mujeres? – le preguntaron en la radio.
– Ni una menos también es si hay una beba adentro… Ni una menos. Porque también la estás matando. Eso es lo que yo creo, por eso es mi posición es contra el aborto. Lo cual no quiere decir es que no tenemos que estar cerca de esas mujeres y darles herramientas obviamente para prevenirlo. Creo que hay una discusión, hay un debate profundo que dar al respecto. El Estado no ha hecho nada al respecto.

Lo que el ministro “confundió” es el movimiento que desde hace más de dos años lucha contra la violencia machista. En la Argentina, en lo que va de este año, una mujer murió asesinada cada 26 horas en manos de varones, según los datos de Mumalá. “Es un atropello absoluto mezclar la autonomía de nuestros cuerpos y que las mujeres podamos decidir sobre ellos con la situación absolutamente alarmante que estamos viviendo en relación a los femicidios. Mezclar esas dos temáticas habla de un nivel de ignorancia tremendo”, dijo a Cosecha Roja Julieta Saulo, fundadora de Las Casildas.

En el transcurso de estos dos años, el #NiUnaMenos fue complejizando los reclamos, que incluyen otras formas de violencias como la económica, psicológica, simbólica y obstétrica. El aborto, por ejemplo, es la principal causa de mortalidad materna. En 2015, 55 mujeres murieron por complicaciones en la interrupción del embarazo.

“Las de Esteban Bullrich no son frases aisladas. Forman parte de un retroceso que también implica violencia de género e implica menospreciar la frase #NiUnaMenos, cuando es también #NiUnaMenos por abortos clandestinos, y manipular un movimiento de mujeres que pide que no haya femicidios incluidos los femicidios del Estado que son las muertes evitables por abortos que siguen provocando muertes en la Argentina”, dijo a Cosecha Roja Luciana Peker, periodista especializada en género e integrante del #NiUnaMenos.

Cada año en la Argentina se realizan aproximadamente 500 mil abortos clandestinos. Los datos son estimados porque no hay cifras oficiales aunque el artículo 86 del Código Penal establece el aborto no punible en los casos en que la vida o la salud de la madre corra peligro y cuando el embarazo es resultado de una violación. Además, en 2012 la Corte Suprema dictó el Fallo Fal, que reafirmó el derecho de las mujeres a interrumpir los embarazos cuando lo permita la ley.

Según Amnistía Argentina, los registros sanitarios existentes tienen deficiencias. La tarea corresponde a los profesionales de la salud y no siempre se realiza de manera adecuada por la carga laboral o por la falta de capacitación. Otro problema es que muchos médicos se niegan a practicar los abortos, a veces por convicción, otras por temor a ser criminalizados o por la presión de algún sector de la sociedad.

Las muertes y complicaciones por abortos son “la punta del iceberg”, explicó a Cosecha Roja Celeste Mac Dougall, activista de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito. “No sólo nos mata el macho, también nos mata el Estado al no garantizar todos los días el derecho al aborto”. Según sus cálculos en base a las estadísticas del Ministerio de Salud, la cantidad de mujeres que terminan “muertas por un macho es similar cuantitativamente a las que terminan muertas por el femicidio estatal”. Los proyectos de ley para legalizar el aborto ya se presentaron al menos seis veces sin resultados favorables: “lo que exigimos es que no haya causales de aborto”, dijo Mac Dougall.

Los números existentes empeoran en las regiones más pobres del país. Belén estuvo presa casi 900 días en Tucumán por un aborto espontáneo. A Juana, de 12, tuvieron que hacerle una cesárea de urgencia a los siete meses porque su bebé no tenía expectativa de vida: había quedado embarazada producto de una violación en una comunidad de Salta. Hoy comenzó en Chubut el juicio contra una médica que practicó una interrupción legal del embarazo a una mujer: por causas no establecidas la mujer falleció y la justicia cargó contra la profesional de la salud.

06 IMG_8294

No es la primera vez que Bullrich polemiza con los derechos de las mujeres. Durante su gestión como ministro se mostró a favor de enseñar religión en las escuelas y desfinanció el programa de Educación Sexual Integral. “Bullrich es el responsable del desmantelamiento del programa de Educación Sexual Integral que también sirve para prevenir noviazgos violentos y violencia familiar en las escuelas. Además, en los manuales para nivel secundario está explícito que si hay adolescentes que tienen un embarazo no buscado, que fueron violadas o que eso afecta a su salud o a sus vidas pueden recurrir a la interrupción del embarazo. Eso era parte de la Educación Sexual Integral por eso es absolutamente grave que como (ex) ministro de Educación se pronuncie en contra”, explicó Peker, autora del libro “La revolución de las mujeres no era sólo una píldora”.

Desde que Bullrich llegó al ministerio de Eduación porteño, incumplió la ESI: “dejó de comprar material y, aunque no cerró el programa porque es ley y es obligatorio, se dejaron de imprimir manuales y de dar capacitaciones”, dijo la periodistas de Las 12. En la provincia de Buenos Aires también hay un contexto de retroceso con la renuncia de Zulma Ortiz, la única mujer del gabinete de María Eugenia Vidal con “un alto compromiso para combatir la mortalidad materna” y poner en acción el protocolo de Interrupción Legal del Embarazo. El retroceso incluye que se corte la entrega de anticonceptivos y que los últimos materiales publicados por el Estado sean de hace diez años.

Foto: By Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires from Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina – Esteban Bullrich atiende a la prensa luego de la habitual reunión de gabinete porteño, CC BY 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=29376809

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada