Caso Daiana Garnica: ¿quién perdió las pruebas?

garnica1

Hace cincuenta días que Daiana está desaparecida en Tucumán. Un sábado por la tarde volvió del trabajo y su vecino de enfrente, Darío Suárez, le pidió por whatsapp que lo acompañara a comprar un regalo. El vecino le pidió que no dijera nada y que se encontraran unas cuadras más allá, a unos 100 metros de la parada de colectivo. Tan cotidiana era la escena que Daiana salió sin siquiera llevar su celular. Lo dejó enchufado, cargando.

2

En su búsqueda trabajaron 200 efectivos de distintas fuerzas y de distintas provincias. Los mismos perros que encontraron el cuerpo de Araceli Fulles en la localidad de San Martín fueron llevados a Tucumán desde Punta Alta por el Movimiento de Argentinas Autoconvocadas. Los perros dejaron bien claro que Daiana podía estar cerca del río Sali.

3

El fiscal Claudio Bonari ordenó detener a Damián Suárez, el vecino con quien se fue Daiana esa tarde y luego a 12 personas más. Una de las hipótesis es que Suárez mató a Daiana y que luego la cremó en el horno de la ladrillera donde trabajaba, donde los peritos secuestraron varios elementos que podrían tener que ver con el caso.

4

Hace 10 días, la justicia convocó a defensores y querellantes para darles los resultados de las pericias. En la audiencia, los abogados descubrieron que faltaba el sobre más importante: el de los supuestos restos óseos y dentales que habían encontrado en el horno de la ladrillera.

5

Según publicó el diario la Gaceta, las piezas habían sido secuestradas el 13 de mayo, cuando los peritos terminaron de desarmar el horno. De allí se llevaron varias muestras en sobres de papel madera con pedazos de cortezas de árboles, cenizas y trozos un metal fundido. El sobre más importante, el que tenía los restos que parecían ser huesos, no estaba. Ni siquiera aparecieron en el informe del laboratorio.

6

Luego de la perdida, el fiscal Claudio Bonari ordenó arrestar a diez policías que trabajaron en el caso. Siete de ellos fueron liberados y la fiscal de turno, Mariana Rivadeneira, investiga la responsabilidad de tres de ellos, que trabajan en Laboratorio y Medicina Legal.

7

La semana pasada, el fiscal ordenó que la Policía Federal allanara los laboratorios de la Policía de Tucumán, se llevara todas las pruebas del caso y se hiciera cargo de la investigación. Todo el material que secuetraron llenó un depósito entero. Desde hace tres días, los hombres de la Federal abren cada prueba por prueba delante de la partes. Lo hacen durante cuatro horas por día: a buen ritmo, quizás tarden una semana entera en revisar todo el material.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada