Chile: denuncian violencia sexual de carabineros contra estudiantes secundarias

La Ong Corporación Humanas aseguró haber recibido varias denuncias de desnudez forzada y violencia genérica de parte de Carabineros contra estudiantes secundarias detenidas tras los desalojos de los liceos de Santiago de Chile.

Estos se sumarían a los casos de una menor de edad y una universitaria, en los que la organización de derechos humanos de mujeres presentó querellas por violencia sexual policial.

Santiago, Antofagasta, Rancagua y Calama son algunas de las ciudades donde se han denunciado hechos similares, en los que estudiantes han denunciado tocaciones indebidas de carabineros en las comisarías y en los vehículos policiales.

Esto ocurriría cuando han sido detenidas por participar en movilizaciones estudiantiles. Algunas de las acusaciones son desnudez forzada en los baños de las unidades policiales y obligación de hacer ejercicios en esa condición, incluso durante su periodo menstrual, maltrato verbal, insultos, golpes y amenazas.

En tanto, una joven declaró que varios efectivos policiales le propinaron lumazos, le pegaron en su órgano sexual y se bajaron los pantalones delante de ella, frotándole sus genitales en la cara y en el cuerpo, durante su traslado a la Comisaría, lo que duró más de tres horas.

En enero pasado, Corporación Humanas interpuso una querella criminal en contra de quienes resulten responsables de violencia sexual cometida en contra de una estudiante secundaria de 14 años, detenida por Fuerzas Especiales de Carabineros durante la instalación de un campamento en la ribera del río Mapocho.

Asimismo, en junio se presentó otra querella por aplicación de apremios ilegítimos por parte de la policía, en contra de una estudiante universitaria durante una manifestación de apoyo a la educación y al movimiento por Aysén.

Carolina Carrera, presidenta de Corporación Humanas, sostuvo que en los dos casos en que se presentaron querellas, se vuelve a constatar un patrón de agresión de carabineros hacia jóvenes estudiantes mujeres, que tiene un fuerte componente de violencia sexual.

“Esta forma específica de represión se ha constituido en un patrón de conducta policial hacia las mujeres estudiantes, por su condición de género”, sostuvo Carrera.

, afirmó la Presidenta de la ONG.

Carrera agregó que la persistencia de esta violencia se debe a que este tipo de agresiones gozan de invisibilización e impunidad. “Las autoridades no las previenen, no las investigan ni sancionan a los responsables”, dijo.

Por su parte, la propia abogada de Corporación Humanas que ha llevado los casos, Patricia Rada, sufrió una agresión sexual de un funcionario policial cuando ella lo encaró por la excesiva violencia con que reprimía a los/as estudiantes, durante la manifestación de los secundarios que no fue autorizada en la segunda semana de agosto.

“Cuando confronté a un funcionario policial diciéndole que era abogada y que estaba haciendo uso desmedido de la fuerza contra los estudiantes, éste me dijo ´ándate pa’ la casa a cuidar a los niños´. Posteriormente, otro carabinero me empujó con su escudo, luego lo hace a un lado y me empuja con sus manos, agarrándome los senos”, señaló la profesional.

Patricia Rada explica que la violencia sexual que Corporación Humanas ha denunciado, se ejerce contra las mujeres por el hecho de serlo.

Asimismo, la abogada recordó que el Estado chileno debe respetar la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (conocida como Convención de Belem Do Pará), vigente en Chile desde 1998.

Ésta prohíbe la violencia física, psíquica y sexual en contra de las mujeres, tanto si ocurre en el espacio público como privado, en particular si es cometida o tolerada por el Estado o sus agentes.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada