Chile: Se conocen detalles del funcionamiento de una red de explotación sexual de niñas


La Tercera.-

El testimonio fue grabado en video por la Fiscalía Sur, tres días después de que se produjeran las detenciones de 16 personas por la presunta red de prostitución de menores que operaba en el centro de Santiago.

Ayer, junto con la presentación de 65 escuchas telefónicas, el relato fue una de las pruebas presentadas por los fiscales de la zona Sur, Christian Suárez y Juan Pavez, para describir la dinámica de la presunta red. Con el testimonio, la fiscalía busca probar la relación de habitualidad y confianza entre los 12 supuestos clientes, las víctimas, y Julia López (78) y Marisol Mejías (53), las supuestas regentas de los prostíbulos.

En el video, de 50 minutos, la menor dijo que “cuando (los clientes) pedían niñas más chicas, tenía que bajarme la edad”. En el testimonio agrega que los clientes “pedían niñas menores” y entre ellos identificó a “Jaime Román y Daniel Opazo”.

“A Jaime Román le tuve que decir que era menor de edad”, añadió. Junto con ello, declaró que la primera vez que fue al prostíbulo de calle Lira no sabía que mantendría relaciones sexuales. “Me sentí asquerosa”, señaló.

En el relato, la presunta víctima aseguró que entre los clientes que atendió se encontraba un hombre que dijo ser asesor del Presidente. “Estábamos sentados, fumando, en San Isidro. Estaba yo y C., y la señora Berta le dijo: ‘Ya, ¿cuál va a querer?’. Y él le respondió: ‘Déjeme con las dos’”.

Agregó que “la C. le dijo que quería estudiar. Empezamos a hablar y el caballero le dijo: ‘Métase a tal página, Emprendedores de Chile. Ahí nos ayudan. Dependiendo de su situación, ustedes eligen una profesión y les dan becas’. Y empezó a contar. Dijo: ‘Soy asesor del Presidente’”. Al respecto, en la fiscalía se señaló que en cinco meses de investigación no se ha detectado la existencia de ningún supuesto cliente con estas características.

Escuchas y drogas

Durante la formalización de los 16 detenidos, las evidencias presentadas ayer por la Fiscalía Sur revelaron el supuesto conocimiento, por parte de los clientes habituales de los prostíbulos ubicados en las calles Lira y San Isidro, de que solicitaban servicios sexuales de menores de edad, con quienes en algunos casos, incluso, se comunicaban directamente, para convencerlas de que los atendieran cuando éstas se excusaban. Preferencias sobre algunas menores que se describieron en una de las interceptaciones realizadas al productor musical de TVN, Jaime Román, quien al comunicarse con una regenta pidió saber quién lo podía atender. “Esa está muy vieja”, dice Román, al referirse a una de las jóvenes que le ofrecía su interlocutora. Según la declaración de una de las menores, que fue leída en la audiencia por los fiscales, ésta señalaba que Román, cuyo abogado es Matías Balmaceda, “me pagaba aparte y en una oportunidad me hacía giros en mi cuenta por $ 150.000”.

Otra de las escuchas telefónicas que se presentaron fue la realizada el 6 de noviembre pasado al empresario Enrique Manzur, quien pidió a Julia López ser atendido por una menor, a quien no identifica por su nombre. Agregó que “es la cabra que tú me dijiste que le faltaba para los 18”. Se trataba de una adolescente de 17 años de quien, en algunas grabaciones, se mencionaba que había dejado de ir a la casa que funcionaba como prostíbulo porque había sido madre de un bebé prematuro, al que tenía que visitar en el hospital. La menor, junto con otra adolescente, aseguró que eran utilizadas por las regentas del lugar para reclutar a otras jóvenes.

Una de las menores sostuvo que, a solicitud de Julia López, iba a ir “a buscar a una amiga de Conchalí”. Según la fiscalía, las regentas también habrían entregado droga a algunos clientes. Esto, según una conversación entre Julia López y una adolescente, a quien le pide ir al departamento de San Isidro, donde llegaría Enrique Manzur, a quien debía entregarle “falopa”.“Andate pa’l departamento, y donde está la cocina hay un servicio, y ahí, debajo del paño, está la falopa”, dice López. En los operativos realizados por la PDI el fin de semana, los detectives incautaron ocho tiros calibre 32 en la casa de Julia López y 143 cartuchos 9 mm en el domicilio de Enrique Manzur.

Ambos fueron formalizados por tenencia de municiones. Los operativos también incluyeron la incautación de 772 imágenes y 10 videos de menores. La fiscalía los formalizó por almacenamiento de pornografía infantil. La audiencia se extendió por nueve horas. La defensa de Guido Vallejos pidió que no se mostrara su rostro por rayados en su contra que se realizaron en su domicilio, lo que fue aceptado por el tribunal.

El abogado del caricaturista, José Antonio Masías, dijo que su cliente “nunca solicitó menores de edad”. Hoy continuará la formalización de los imputados.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada