Cinco presos fugados y cuatro guardias bajo sospecha

autopista-richieri

Cosecha Roja.-

La fuga de los cinco presos que saltaron el lunes de un micro que los llevaba a la cárcel de Ezeiza, no habría sido posible sin la negligencia de los cuatro guardias que debían custodiarlos, asegura el fiscal que lleva la causa. Para Juan Marcelo Diomede hay una serie de variables que resultan inverosímiles para explicar la fuga sin asistencia –negligente o culposa- de los funcionarios a cargo del móvil que trasladaba a 33 personas desde la Unidad 28 (Tribunales de Talcahuano) hasta el módulo 2 del Complejo Penitenciario de Ezeiza. “El vehículo no tiene signo alguno de violencia en la claraboya o en el enrejado. Esto es significativo ya que no hay explicación lógica de que los presos hayan podido escaparse sin ayuda”, dijo a Cosecha Roja.

Diomede, de la Unidad Funcional de Instrucción 5 de La Matanza se declaró incompetente: los cuatro funcionarios pertenecen al Sistema Penitenciario Federal y Diomede es un fiscal provincial. El martes, elevó el pedido al juez de Garantías que tiene tres días para expresarse, según establece el Código Procesal. Si se le acepta la incompetencia, el caso pasa a la órbita federal en el juzgado de Morón.

Tres de los cinco fugados, Hernán David Salas (integrante de la banda “Los Backstreet Boys” de Fuerte Apache) Cristian Rueda (preso por robo) y Víctor Hugo Martínez (homicidio en ocasión de robo), están prófugos. Los dos restantes fueron detenidos en el acto: José María Bagnoto fue capturado por policías de las garitas de cobro del peaje y Sergio Agüero, que cayó en el asfalto tiempo después, está internado en el Hospital Evita de González Catán. Los presos escaparon del vehículo inmediatamente después de pasar el peaje pero los guardias declararon que se dieron cuenta seis kilómetros más adelante y con el móvil en marcha.

Los fugados no serían penalizados. El fiscal entiende que no hubo delito porque el Código Penal en el artículo 281 establece que para que se configure en estos casos, debe mediar violencia o fuerza. Y aquí las pruebas dicen que no hubo ni una cosa ni la otra. Diomede no sabe si los presos que iban en el móvil llevaban esposas puestas – lo que estipula la ley- pero que todos hayan escapado tan rápidamente, sin romper nada, es un indicio claro de su presunción. “Los custodios declararon que no escucharon ni vieron pero la parte delantera del vehículo tiene visión de lo que sucede con los traslados“, agregó Diomede, quien plantea que hubo favorecimiento doloso. “¿Para qué están los custodias? La palabra lo dice: están para custodiar. Y aquí parece que no cumplieron con su deber”.

Si se llega a probar intencionalidad en la conducta, los guardias pueden ser penados con un período de prisión que va de un mes a cuatro años, multas de 1000 a 15 mil pesos e inhabilitación para ejercer sus cargos, aseguró a Cosecha Roja el secretario de la Fiscalía de La Matanza, Alberto Matio. Por el momento se encuentran alejados de sus funciones y Victor Hortel, director del Sistema Penitenciario Federal, podría suspender al Jefe de Traslados.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada