Colombia: Buscan a dos hombres por el asesinato de la nena de 7 años

Por Miguel Barrios

De acuerdo con las investigaciones, serían dos los sujetos que participaron en el homicidio de la niña Keyla Jhoana Nieto, en el municipio de La Jagua de Ibirico, al centro del Cesar. Con base en información suministrada por la comunidad, la Policía elaboró los retratos hablados de los sospechosos que son buscados en este territorio.

Las autoridades también aumentaron la recompensa a 30 millones de pesos (16 mil dólares) por la información que permita la ubicación y captura de estos hombres para los que la comunidad de La Jagua de Ibirico y el Cesar ha pedido el castigo más ejemplar. “Es que debería existir la pena de muerte para ellos”, manifestaron decenas de marchantes en esa localidad que protestaron por el cruel homicidio de esta menor de edad.

Según indagaciones adelantadas por personal de la Policía Nacional, la niña de siete años fue vista por última vez tomando una motocicleta, a las afueras del colegio donde estudiaba y, posteriormente, fue encontrada sin vida en un paraje de la zona rural de este municipio.

Al respecto, el coronel Juan Pablo Guerrero, comandante de la institución en el departamento, sostuvo que se conformó un grupo especial de agentes e investigadores para dar con el paradero de los dos delincuentes presentando a la comunidad en general los retratos hablados de estos homicidas.

“Invitamos a la ciudadanía a que nos marque a través de nuestras líneas 123, 156, 165, completamente gratis o al teléfono celular 3203047267, 3203002481 o a los teléfonos fijos 5713287 y al 5606464, suministrando información que nos conduzcan a dar con estos individuos”, puntualizó el oficial.

A propósito del hecho de violencia, el director seccional del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, Alberto Esmeral, alertó a las autoridades y, en especial a la Secretaría de Educación, a fin de que se tomen medidas en las entidades educativas teniendo en cuenta el accionar de las personas que causaron la muerte de la niña Keyla Jhoana. Manifestó, incluso, que “podemos estar ante un segundo Garavito”, indicó en referencia al asesino en serie de niños que se encuentra recluido, justamente, en la cárcel de máxima seguridad de Valledupar.

Por su parte, el gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo, instó a los organismos de inteligencia y a la Policía a intensificar su búsqueda, teniendo en cuenta que se trata de sujetos que representan un peligro para la sociedad y los niños.

En La Jagua de Ibirico continúan las manifestaciones de rechazo al brutal crimen de la menor cuyo cadáver fue encontrado en un paraje en la periferia de esta localidad, con signos de violación sexual e incineración.


Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada