Condenaron al futbolista Alexis Zárate por violar a una mujer

zarate condena1

Por Laura Ochoa

“Papi” gritó entre sollozos Giuliana Peralta cuando se colgó del cuello de su papá a la salida del tribunal de Lomas de Zamora. Minutos antes, la justicia condenó a seis años de prisión a su abusador, el jugador de Temperley Alexis Zárate. El juez le otorgó la pena mínima, rechazó el pedido de prisión efectiva para el culpable y desestimó las causas por encubrimiento y falso testimonio a los compañeros de independiente Martín Benítez y Nicolás Pérez. Los jugadores habían declarado como testigos porque estaban presentes en el domicilio la noche de la violación. Zárate salió del tribunal en libertad.

La abogada de Giuliana, Raquel Hermida, apelará la condena. Recurrirá a casación para pedir la detención inmediata de Alexis Zárate porque “es un abusador y representa un peligro para la sociedad”, dijo en una conferencia de prensa. Además, insistirá con la causa por encubrimiento y falso testimonio a Benítez y Pérez. La acusación hacia Benítez se enmarca en violencia de género por haber sido pareja de Giuliana: “Benítez no hizo nada, no la defendió, le dio la espalda a una mujer que estaba con él hace dos años. Lo que hizo Benítez es concretamente violencia de género”, dijo Hermida.

“El ADN de Zárate está ahora en el Banco de datos nacional de agresores sexuales y abusadores. Tiene todas las características psicológicas, como se explicó en el alegato y pudo haber abusado antes. Yo pedí 12 años porque creo que esto se volverá a cometer”, dijo a los medios la abogada.

Giuliana había denunciado el abuso sexual de Zárate, violencia de género por parte de Benítez y privación ilegítima de la libertad por parte de Nicolás Pérez (qué no la dejó salir del departamento aquella noche). Después de la sentencia, sigue reclamando por la violencia reiterada e institucional que afectó la causa, la pérdida de declaraciones y la anulación de las pericias psicológicas.

La doctora Hermida tomó el caso un año y medio después, en agosto de 2015: “Tuve que desparalizar el expediente porque estaba muerto. ¿Qué es lo que trataban de ocultar? ¿Qué es lo que trata de hacer cada uno de los grupos económicos o políticos importantes sobre nuestra justicia? Esto viene encubriéndose desde antes, viene tapándose desde otros tantos jugadores de fútbol que fueron encubiertos en la liga. No es un juicio contra el fútbol si no contra quienes pretenden ejercer poder sobre la justicia”.

Antes de la lectura de la sentencia y desde la puerta del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) y el movimiento de mujeres Juntas y a la Izquierda Zona Sur pegaron carteles con la cara de Alexis Zárate que pedían justicia por Giuliana y cárcel para el abusador. Buscaron instalar el tema y aprovechar la presencia de los medios para hacer difusión.

“Que hoy haya sido condenado marca un precedente. Con el tema femicidios se avanzó un montón, pero desde la justicia machista y patriarcal es muy complicado que se comprueben los casos de violación y abuso sexual. Es un avance que quede demostrado desde la causa que la culpabilidad no se resuelve con dinero ni siendo famoso. La condena social para nosotros es la más importante para que marque un precedente. Que no quede impune y sea acusado por el abuso”, dijo a Cosecha Roja Nahuel Orellana, responsable del MST de Lomas de Zamora.

zarate condena 2

***

Giuliana Peralta y Martín Benítez llegaron a la casa de Alexis Zárate, que estaba vacía. Más tarde llegaron Alexis y Nicolás Pérez, otro compañero de Independiente. Mientras ella y su novio aún estaban despiertos, el dueño de casa entró a la habitación con la excusa de buscar un cargador. Ella se tapó con las sábanas y dijo “es un desubicado”. La siguiente vez que Alexis entró en la pieza, Giuliana dormía: se despertó con el peso del cuerpo del jugador encima. “¿Vos te cuidás?”, le dijo el dueño de casa, la aprisionó para que no se moviera y la violó. Ella gritó “qué hacés, qué hacés”. Ni Benítez que dormía al lado ni Pérez la escucharon y, a pesar de los intentos por disuadirla, ella se animó a denunciarlo.

Después de aquella noche, Benítez y Pérez le mandaron a Giuliana mensajes para desanimarla de realizar la denuncia:

– Por favor no hagas la denuncia. Él está loco, no sabe lo que hizo, estaba borracho. Tiene un cuchillo en la mano, se quiere matar.

-Por favor no hagas la denuncia, hablé con él. Golpealo todo lo que quieras pero no hagas la denuncia que nos cagás la carrera.

El movimiento de mujeres que acompañó a Giuliana denunció que la sentencia es “incompleta” pero un gran paso para el reclamo de justicia por Giuliana: “Esta sentencia es un escalafón importante en un proceso en donde se intentó desde la defensa la nulidad de la causa para lograr la absolución y lejos de eso se dejó de condenar a la víctima y por primer vez se condena al abusador”.

 

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Comentarios cerrados