Condenan por un secuestro a un ex policía involucrado en la Masacre de Avellaneda

leiva (1)Cosecha Roja-. Un ex sargento de la policía bonaerense, Carlos Néstor Leiva, involucrado en la Masacre del Puente Pueyrredón, fue condenado a 11 años y medio de prisión por el secuestro del cantante de cumbia Brian Sayago, cometido el 7 de mayo de 2011 en Villa Lugano.

Además de condenar a Leiva, el Tribunal Oral en lo Criminal 28 sentenció a Andrés Javier Álvarez, a Silvio Gabriel Flores y a Cristian Marcelo Ksiazek, todos integrantes de la llamada “Banda de la autopista”. Recibieron penas de entre diez y once años de prisión. El hijo del policía, Alan Leiva, terminó absuelto.

La noche del secuestro, el cantante del grupo de cumbia Macho y el Rey fue interceptado junto a su novia cuando iba en su Mini Cooper por la colectora de la autopista Riccheri. Según los testigos, tres hombres fuertemente armados y vestidos como policías le cruzaron el paso a Sayago y se lo llevaron en otro auto. Mientras Flores y Ksiazek vigilaban al secuestrado, Álvarez se comunicaba con los padres del cantante desde su propio Nextel y pactaba el pago de 102 mil pesos, una cadena de oro y un costoso reloj. Todo en un plan digitado por Leiva. Horas más tarde, Sayago fue liberado en una estación de servicio de Dock Sud.

Los jueces encontraron a los integrantes del grupo coautores del delito de secuestro extorsivo, agravado por el concurso de tres o más personas, y calificado, en el caso de Leiva, por haber pertenecido a una fuerza de seguridad.

En junio de 2002, el ex suboficial revistaba en la comisaría 1° de Avellaneda. El 26 de ese mes, el día de la Masacre de Avellaneda, donde asesinaron a Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, Leiva fue fotografiado vestido de civil disparando la escopeta reglamentaria desde la caja de una camioneta policial e hiriendo a los manifestantes en los alrededores del Puente Pueyrredón. Por ese hecho fue encontrado culpable de tres tentativas de homicidio, aunque estuvo prófugo dos años y recuperó su libertad en 2007. En 2009, volvió a ser detenido manejando un auto robado y con un arma de guerra con la numeración limada.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada