Costa Salguero: carta abierta de un sobreviviente de Cromañón

cromañónfacundonivoloIII

Las imágenes son similares. Ya se filtró alguna por las redes sociales, por celulares. Videos y fotografías que no tiene sentido describirlas. Y son pibes. Siempre.

La ecuación es exacta. Convive un empresariado despiadado que donde hay personas ve números, fuerzas de seguridad corruptas y un Estado cómplice. Los factores son los mismos, entonces cromañón se repite y lo pagamos todos.

Todavía me siguen zumbando los oídos, sigo viendo los robóticos gestos faciales de Mauricio Macri en la mañana del primero de marzo cuando inauguró su año legislativo. Habló de terminar con la corrupción para que no suceda otro cromañón. También habló de terminar con la droga. A donde va, habla de terminar con la droga y busca interpelar a familias que verdaderamente están preocupadas por el futuro de sus jóvenes. Pero es una hipocresía y Time Warp es la prueba cabal.

Cromañón

Para saldar una deuda como sobreviviente del 30 de diciembre quisiera aclarar que el macrismo no sólo usó nuestras muertes para ser Gobierno de la Ciudad, sino que luego de eso pasaron diez años ininterrumpidos donde las víctimas fuimos guardadas bajo la alfombra.

No hubo protección del Estado más que la iniciada en 2005 por Ibarra y luego Telerman. Lo único que hubo de la gestión PRO fue la negación permanente. Durante esa década, exigimos que el Gobierno porteño nos cuide en términos de salud y jamás tuvimos respuesta. Los mecanismos iniciados por las gestiones anteriores cada año amenazaban por desaparecer, y lo único que supieron darnos fueron 600 pesos congelados durante nueve años que no sirvieron ni para pagar un psicólogo.

A la hora de luchar por una Ley de Reparación fuimos apoyados por todos los partidos políticos, excepto por el PRO.

En Time Warp el macrismo no puede.

No pueden decir que no sabían.

Simplemente no pueden.

No puede el macrismo decir que no sabía de ese evento donde asistió semejante cantidad de gente, donde existe un tráfico de droga ilimitado, donde el agua estaba cortada, donde coexistían la seguridad privada y la seguridad Estatal controlada políticamente por ellos. No se puede escapar semejante hecho de tales características y de semejantes dimensiones. Estamos hablando 11 mil asistentes. Elija y gane: eso es corrupción o una incompetencia inigualable e insuperable.

Ese tipo de fiestas se dan el 99% en la Ciudad de Buenos Aires. Siempre cortan el agua y el precio de las botellas alcanza números irrisorios en el transcurso de la noche, especulando con la deshidratación por lo que se consume. Este fenómeno tiene años. Lo sabe todo el mundo sea o no del ambiente electrónico. Pero parece que el macrismo no lo sabe. Nueve años de gobierno de la Ciudad ¿y no sabían?

Iban a luchar contra la corrupción y son actualmente uno de los gobiernos más corruptos del planeta, iban a luchar contra la droga y se les mueren pibes de sobredosis con la complicidad acumulada de años de gestión. Ganaron las elecciones de 2007 sobre nuestros cuerpos, abrieron las sesiones de este año en el Congreso invocando también a Cromañón. Lamentable de entonces a hoy, la tristeza de las imágenes de nuestros pibes caídos no deja de volver.

A los funcionarios del PRO: no nos usen más, no nos nombren más. Es un dolor, es una exigencia, y también una recomendación.

Ocúpense de las y los pibes, ocúpense de familias de las víctimas del 16 de abril. No hagan lo mismo que nos hicieron a nosotros.

PD: Al finalizar el texto me entero que el fiscal de la causa informó que la capacidad el evento era 13 mil personas. Entraron 20.500.

Facundo Nívolo

Sobreviviente de Cromañón

Facundo Nívolo

Periodista. Fotógrafo.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada