El asesinato de Nicole y los rastros de un psicópata

NicoleCosecha Roja.-

El 15 de julio un niño que salía para la escuela encontró a Nicole Bórquez muerta: estaba tirada en el hall del edificio en el que vivía en Almagro y tenía once puñaladas y las llaves de su casa en la mano. La justicia buscó en su entorno, pero no había pistas. El viernes el juez a cargo de la causa, Luis Zelaya, permitió que se difundieran los videos en los que se ve al presunto asesino caminando por la calle, detrás de la estudiante chilena. La hermana de Lucas Ariel Azcona se dio cuenta de que era él y se lo preguntó directamente. Él lo reconoció y el padre lo entregó a la justicia. Una vez en Tribunales se negó a declarar. “Es un psicópata depredador: esa noche salió a cazar y la agarró como a una presa, la mató por placer”, dijo a Cosecha Roja Hugo Marietán, médico psiquiatra.

Azcona fue imputado por “homicidio agravado por premeditación, alevosía y ensañamiento en relación al género”. De su casa la policía secuestró ropa y los peritos detectaron sangre en un gorro y un pantalón. Aún no determinaron si pertenece al joven de 22 años o a Nicole. Como Azcona se negó a sacarse sangre, en las próximas horas el juez ordenará la extracción compulsiva.

Según Marietán es factible que los resultados del análisis de ADN coincidan con los rastros de la estudiante por el tipo de perfil de Azcona: “Él es total y plenamente consciente de todo lo que hace, se acuerda y lo disfruta. Esas prendas pueden haber sido una suerte de souvenir”. Por eso, explicó el psiquiatra, no entraría en el Artículo 34 de inimputabilidad. Más aún, “si se comprueba que fue por placer, podrían darle perpetua”, dijo. También aclaró que “no es un enfermo” y que lo único que quiere es hacerlo más seguido.

Da Azcona se sabe que tenía trabajo estable en una empresa de limpieza en Caballito. Mostraba un “comportamiento aceptable, tenía una buena fachada”. Pero también tenía un lado B: “era su lado oscuro. Algunas noches salía a cazar”, dijo Marietán. “En la infancia vivió en el Chaco y una de las cosas que hacía era cazar y destripar bichos vivos”, contó el psiquiatra.

El imputado no tiene antecedentes judiciales en la ciudad de Buenos Aires. Pero tiene una herida en una pierna: los vecinos contaron que lo quisieron linchar en agosto por haber atrapado a una chica a la que quiso llevar a un descampado. “El psicópata de estas características se satisface viendo sufrir a la víctima”, dijo Marietán.

***

Nicole nació en Valparaíso y estudiaba periodismo en la Universidad de Playa Ancha en Chile. Había venido a la Argentina para hacer un intercambio en la Universidad de Buenos Aires. Compartía el departamento de Almagro con otras chicas extranjeras, a quienes había conocido en el primer hostal en el que estuvo cuando llegó.

El 14 de julio habló por última vez con la mamá. Horas después se fue a una fiesta electrónica en el Club Severino, un boliche del Microcentro. Ahí las amigas la vieron por última vez. Lo siguiente que se supo fue por las cámaras: regresó a su casa en la línea A del subte.

A las 6 de la mañana una mujer escuchó un grito en Don Bosco al 4100. Y el ladrido de un perro. Alguien pedía ayuda. Pero no se fijó qué era. Lo supo horas después cuando el nene del mismo edificio de Almagro salió del departamento para ir a la escuela y se encontró con el cuerpo de Nicole Teresa Sessarego Bórquez tirado en el hall. Vivía en planta baja con otros cuatro jóvenes. No había llegado a abrir la puerta: murió antes. Los investigadores de la División Homicidios de la Policía Federal suponen que la acuchillaron en la calle, pudo dar unos pasos y se desplomó.

Víctor Sessarego, el papá de Nicole se enteró del crimen el 16 de julio. Según contó al diario chileno El Dínamo, conducía el colectivo en el que trabaja en la Quinta Región cuando escuchó en el informativo radial que habían matado a una estudiante de periodismo en Buenos Aires. Lo supo de inmediato: era su hija.

“Hizo bajar a la gente del bus y me llamó al celular en la mañana, me dijo ‘es la Nicole, es la Nicole’. Él lloraba y yo no le entendía. Buscamos en internet y no salía nada, pero mi esposo ya estaba seguro”, recuerda en diálogo con El Dínamo Shirley Bórquez, la madre de Nicole.

A los pocos días del asesinato, Ana Yacobucci, a cargo de la fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N° 32, informó que la puñalada que le causó la muerte fue la que le dieron en el cuello. Luego se reunió con los familiares de la joven y el cónsul general de Chile, Raúl Andrés Sanhueza Carvajal. En ese momento pidió las filmaciones de las cámaras de seguridad de la zona y del domo que hay en la cuadra, que se conocieron el viernes pasado y terminaron con la detención de Azcona.

 

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada