Crimen del “Pela” Montenegro: un testigo puso en jaque la defensa de los policías

Diez policías declararon ayer como testigos en la segunda audiencia del juicio contra Alejandro Díaz, Mario Nicolás Medina y Diego Marcelo Calderón, los tres ex agentes de la Federal que en 2012 asesinaron en Ciudad Oculta a Marcelo Montenegro, el “Pela”, de 21 años.

El testimonio de Emiliano Cuéllar, un agente retirado, puso en jaque uno de los principales argumentos de la defensa, que sostiene que el joven murió en un enfrentamiento. La noche del siete de julio de 2012, según la versión policial, el Twingo en el que viajaba Montenegro entró a toda velocidad a la villa y el móvil 148 lo persiguió. A través del sistema de radio policial se registró este diálogo:

Móvil 148: Por Lisandro de la Torre lo tengo al Twingo, va en velocidad yendo hacia lo que es Elefante Blanco. Se está yendo a la fuga (…).

Trinomio 3: Comando, según un vecino se encontraban armados los dos, eh.

Móvil 148: Se dio un palo. Chocó, chocó, Piedrabuena y Goleta.

La versión policial sostuvo que los que iban en el auto estaban armados y que pasaron cuatro controles sin detenerse. Que durante la persecución el acompañante efectuó dos o más disparos y descartó el arma por la ventanilla. Que ellos respondieron los disparos y el Twingo perdió el control, derrapó y chocó contra un paredón.

Una de las balas policiales atravesó el baúl, el asiento trasero del auto y le dio en el tórax a Marcelo.

Hasta el momento del choque ningún policía habló a través del radio del supuesto tiroteo. Recién después que el auto se estrelló contra el paredón uno dijo: “Prioridad enfrentamiento”.

Durante las dos primeras audiencias del juicio la defensa de los policías hizo preguntas a los testigos sobre cómo funcionaba el sistema de radio para demostrar que cuándo más de un policía habla a la vez, una de las voces no se escucha. De esa manera podrían sostener que el móvil 148 alertó del tiroteo pero no quedó registrado.

Cuando le preguntaron al agente retirado cómo funcionaba el sistema, se explayó un poco más que los demás. Explicó que existe un canal que se utiliza para situaciones de emergencia. Eso es algo que todos los policías lo saben porque se lo enseñan en la academia.

Después de ese testimonio, los jueces aceptaron el pedido del abogado querellante Federico Paruolo para incorporar como prueba los manuales de la escuela de policía y citar a un perito para que explique mejor cómo funciona el canal de emergencia.

Durante la audiencia también declararon los policías Juan Ríos, Matías Sánchez, Abel Aguilar, Sergio Godoy, Julio Guaymas, Javier Sara, Cristian Ayunta, Mariano Villalba y Alan Fernández Ballestero, quienes integraban los trinomios que estaban en la zona esa noche en los controles por los que supuestamente el Twingo pasó sin frenar. Algunos declararon que estaban en Echeandía y otros por Zuviría cuando escapó el auto. “Ese recorrido es físicamente imposible porque son calles paralelas, no pueden haber pasado por los dos lugares”, explicó Paruolo.

Los tres acusados se negaron a declarar. Las siguientes audiencias serán el viernes 6, el 11 y el 13 de abril. Las penas que enfrentan los policías van desde los 25 años a perpetua.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Comentarios cerrados