Cuarentena en Paraguay: ¿Qué vamos a comer?

¿Cómo sobrevivirán los trabajadores informales que viven en situación de pobreza? Paraguay tiene 1.600.000 personas con empleo informal. Estas son sus voces en la cuarentena.

Cuarentena en Paraguay: ¿Qué vamos a comer?

27/03/2020

Por Irma Oviedo.-

Jeor lee.

A Hugo le faltan más libros.

Male Martínez cocina.

Patricia García Lezcano tiene presión alta y estrés. “Está jodida la cosa para mí”, escribe en su cuenta de Twitter.

José Zeissig comparte un video  en la que un profesor transmite online una clase de matemáticas. José duerme. Se cepilla los dientes. Toca la guitarra. Finalmente, sale colgando de una cuerda del techo. Es un video de Tik Tok.

***

La cuarentena total que se decretó en Paraguay hasta el 28 de marzo tiene un impacto en la salud física y sicológica de las personas, desde la preocupación hasta la incertidumbre.

Los seguidores del Diario Última Hora respondieron a una consulta en el Twitter y en el Facebook: “Desde tu casa, ¿cómo estás viviendo la cuarentena? Contános. #QuedateEnCasa”

Paraguay registra casi 50 casos confirmados y 3 fallecidos por Covid-19, según el Ministerio de Salud Pública (MSP).  Se confirmó la circulación comunitaria del virus, por ello el confinamiento es total. En ese aislamiento y sin ventas, las personas con empleo informal son las más afectadas. El Gobierno Nacional anunció una transferencia monetaria mensual de solo USD 40. Mientras, ¿qué comerán?

***

Madi trabaja. Está preocupada porque va todos los días a la oficina y teme contraer el coronavirus y transmitir a su familia, que se queda en casa. “Seguimos acudiendo a nuestros lugares de trabajo”, se queja en un Tweet. “Lejos de hacer lo que hicieron en Wuhan -cerrar todo en serio y quedarnos en casa- seguimos saliendo y poniendo en peligro a nuestras familias”.

Gerardo Bernal dice que el “quédate en casa” no sirve de nada por qué el sector privado trabaja. Con cuarentena o sin cuarentena.

Juan Velázques siente que se expone él y a su familia al ir a trabajar todos los días en la fábrica en plena cuarentena y con circulación comunitaria del coronavirus. “Si las empresas donde trabajamos no cierran, no hay de otra que ir. No tenemos subsidios para quedarnos. Tenemos que ir, tomando precauciones”, dice.

¿Cómo sobrevivirán los trabajadores informales que viven en situación de pobreza?  En un país que registró en el 2017 más de 1.600.000 personas con empleo informal de casi un total de 7.000.000 en aquel año.

La ocupación informal afecta a 7 de cada 10 mujeres y adultos mayores de 60 años y más de edad, según la Encuesta Permanente de Hogares del periodo 2012-2017 de la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (DGEEC).

El ingreso diario depende de la venta del día. En cuarentena, ¿qué comerán?

***Dardo Ramirez

Cándida Silva cuenta que ya no hay más dinero, que su marido es jornalero, y que la plata ya no alcanza para la comida. “Te estresa mucho. Se te sube toda la presión por el quebranto”.

La transmisión comunitaria del coronavirus hace que la gente sienta miedo. “En la fábrica donde trabajo ni piensan cerrar. Estamos en peligro total, pero confiemos en Dios. Lo único que queda en este caso”, teclea Estanislaa Areno.

¿Aislamiento? Cristian Gómez se queja. “Cuarentena ni que nada, yo tengo que trabajar todos los días”.

En la casa de Fabiano Díaz están aprendiendo a ser malabaristas y magos con el dinero que aún tienen. “Es la única forma de aguantar con la poca platita que hay”, responde al posteo de Facebook con un emoji sonriente.

Élida Portillo es ama de casa. Teme por la salud de la familia, pero no al encierro.  El aislamiento no la agarra desprevenida, sino que acostumbrada a quedarse en casa, cuenta. “No sentí nada todavía. Estoy acostumbrada a estar en casa con mis hijos, pero limpiamos a full por dentro y afuera”.  

¿Cómo la gente puede aburrirse?, se pregunta Lilian Martínez. “Yo aún no he sentido el aburrimiento ya que limpio todos los días, limpieza de fondo. Cocino, lavo las ropas, limpio el patio. Hago todas las cosas que no podía hacer por el trabajo y sin darme cuenta cuando voy a descansar ya son 11.00 de la noche”.

A varios días de la cuarentena, Dahiana dice que su vida es normal. “Creo que ya vivía en cuarentena, jaja”, escribe. “Aprovecho para intensificar la limpieza en casa, ver películas, informarme sobre el Covid-19 y compartir más con los chicos. Además, de hacer la tarea con mi hija”.

Son reiteradas las frases y las declaraciones de  fe o la alusión a Dios y la Virgen de Caacupé. A ellos se encomiendan los lectores y las lectoras en cada respuesta  del posteo en el Facebook.

Esta nota se escribió en el marco de la Beca Cosecha Roja y también será publicada en el diario Última Hora de Paraguay. Las fotos son de Jose Molinas y Dardo Ramirez.-

Cosecha Roja

Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales
Cosecha Roja