Cumple un año el Movimiento por la Paz de México

Por José Gil Olmos – Proceso.-
Al cumplirse un año del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, familiares de víctimas acusaron al gobierno federal de indolencia, corrupción e impunidad frente a los miles de muertos y desaparecidos por la guerra contra las drogas que declaró Felipe Calderón desde el inicio de su gobierno.

En conferencia de prensa, el representante del Movimiento, Rocato Bablot, criticó la manipulación que el gobierno de Calderón hizo de un grupo de víctimas de la violencia al llevarlas a un encuentro con el Papa Benedicto XVI con el propósito, dijo, de desviar la atención por las críticas que recibió el pontífice por no atender a las víctimas de pederastia del fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, a pesar de que hicieron una petición a la jerarquía católica mexicana.

Durante la conferencia, cinco familiares de víctimas de muertos y desaparecidos externaron su pesar ante la falta de respuesta del gobierno federal, el Ejército y los gobernadores que no han resuelto sus respectivos casos, a pesar de que algunos de ellos han realizado sus propias investigaciones y han presentado las pruebas suficientes para detener a los responsables.

Entre lágrimas que brotaban cada vez que recordaban sus historias, Gabriela Cadena, Araceli Rodríguez, Rosa María Méndez, Carlos Castro y Margarita López, exigieron al gobierno federal detener la ola de violencia; y lanzaron un “¡Ya basta!” para que no siga aumentando el número de víctimas, estimado en más de 60 mil muertos, y entre 18 mil y 20 mil desaparecidos, así como miles de desplazados.

Igualmente pidieron a los medios de comunicación que no los ignoren, pues la situación sigue siendo grave y a cualquiera le puede tocar la muerte o la desaparición de algún familiar.

Gabriela Cadena, madre de Gabriel Alejos, asesinado junto con Juan Fracisco Sicilia –hijo del poeta Javier Sicilia–, dijo que a un año de la tragedia la situación en el país es la misma, pues luego de salir de Cuernavaca huyendo de la violencia en Jalisco le ocurrió lo mismo y tuvo que cerrar el negocio familiar. “No quiero que haya un joven más asesinado o desaparecido”, dijo al tiempo en que insistió en que nadie se escapa de la violencia en el país.

Carlos Castro, a quien le desaparecieron a su esposa y dos hijas en Jalapa el año pasado, pidió a los secuestradores que se las regresen, pues ya le causaron un daño terrible. “Estamos como muertos en vida, ojalá que la gente no pierda sensibilidad porque yo jamás pensé estar en esta situación y a veces no lo sigo creyendo”, confió.

Margarita López, madre de Yahaira Guadalupe Bahena, desaparecida el 13 de abril del 2011 en Oaxaca, dijo que nadie, ni siquiera el secretario de la Defensa Nacional, Guillermo Galván, le ha ayudado a pesar de que su hija es esposa de un militar.

Pidió al gobernador oaxaqueño, Gabino Cué, actuar en el caso de su hija y de otras mujeres secuestradas que ella denunció luego de que al hacer su propia investigación descubrió un lugar donde las tenían retenidas. Dijo que las autoridades deben hacer más y no exponer a las familias de las víctimas, a quienes les piden que se conviertan en investigadoras de sus propios casos.

Al final de la conferencia, Rocato, miembro del movimiento de paz dijo que a pesar de los pocos casos resueltos el Movimiento por la Paz logró “visibilizar” (sic) a las víctimas y poner el dedo en la llaga: hacer patente la impunidad y la falta de justicia.

Del supuesto encuentro de víctimas con el Papa Joseph Razinger en su reciente visita, aclaró que ninguna asistió en nombre del movimiento y que el gobierno de Calderón manipuló el hecho para hacer ver que les está ayudando, en tanto que la Iglesia católica mexicana, para desviar la atención del escándalo de las víctimas de Marcial Maciel.

Finalmente, informó que el próximo miércoles se realizará en la ciudad de Cuernavaca, Morelos, de la jornada “Del dolor, la rabia y el amor” para recordar el asesinato de los seis jóvenes, entre ellos el hijo de Javier Sicilia,  y pedir que se detenga la violencia en el país.

 

Foto: mariaverza.wordpress

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada