Declaró el remisero acusado de asesinar a puñaladas a un joven en Salta

Cosecha Roja.-

Samuel Enríquez, remisero de Salta, reconoció en su declaración indagatoria que apuñaló a Gastón ‘Bebelín’ Gutiérrez, un pasajero de 15 años, porque, según le pareció, iba a asaltarlo con la ayuda de otros dos chicos. Ante el juez Germán Antonio Pastrana, dijo que los pasajeros iban a robarle la recaudación del día y el equipo de radio de la empresa.

El sábado 11 de agosto en la madrugada, Gastón Gutiérrez, Matías Mendilar y un adolescente apodado Monchi salieron del boliche Zona Cero, en Paraguay al 3000, y tomaron un remise para viajar hasta la manzana 252 del barrio Solidaridad, en Salta.

Cuando llegaron, contó la madre de ‘Bebelín’, ocurrió el crimen: “Llegaron hasta la esquina y mi hijo le dijo al conductor que entrara unos metros, que iba a pedirme dinero para pagar el viaje, como siempre lo hacía, pero el remisero dudó y Gastón, al querer bajarse del auto para caminar cincuenta metros hasta mi casa, recibió dos estocadas en el costado izquierdo y otra más al querer darse vuelta”, dijo Marcela Gutiérrez.

Al ver al joven herido, los dos pasajeros que lo acompañaban pelearon con Enríquez, quien hirió a Matías Mendilar. Monchi huyó. Después, la madre de Gutiérrez pudo asistir a ‘Bebelín’. “Lo llevé al centro de salud, no había médico, lo vio un enfermero, le hizo una prueba con oxígeno y le dio el alta”, contó la mujer.

Un par de horas después, el joven de 15 años convulsionó y vomitó en la casa. “De nuevo lo sacamos a la calle de donde lo recogió un patrullero y fuimos al centro de salud, pero los médicos seguían de licencia. Mi hijo murió a la media hora en manos del Samec”, relató Marcela Gutiérrez.

En el transcurso de esa mañana de sábado, Enríquez se presentó como Juan Córdoba en la Comisaría 17, cerca del barrio Solidaridad, y les dijo a los policías lo que, según él, había pasado: que unos chicos a los que transportaba quisieron asaltarlo y que él se defendió. Así lo relató el martes en su declaración.

Este caso generó una doble polémica en Salta. Por una parte, se cuestionaron los motivos de inseguridad que tuvo el remisero para supuestamente defenderse de sus pasajeros; y por otra parte, la eficacia del sistema de salud local se puso en tela de juicio, porque al joven no le brindaron la atención adecuada.

El Juzgado de Instrucción Penal N.º 4 continuará en el proceso de recolección de testimonios para aclarar las circunstancias y responsabilidades en la muerte del adolescente Gastón Gutiérrez.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada