Denuncian la desaparición de otro periodista en México


Animal Político.-

El periodista y editor independiente Zane Alejandro Plemmons Rosales, de nacionalidad estadounidense-mexicana, permanece en calidad de desaparecido desde el 21 de mayo pasado cuando cubría una balacera en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Hasta el momento ninguna autoridad tiene pistas de su paradero, informaron los medios firmantes del Acuerdo para la Cobertura Informativa de la Violencia en México.

Plemmons Rosales fue visto por última vez alrededor de las 22:00 horas cuando salió a tomar fotografías de una balacera cerca del Hotel “Alameda” en el que se hospedaba, ubicado en el centro de la ciudad.

Esa misma noche dos hombres armados acudieron a la recepción del hotel, exigieron las llaves de la habitación de Plemmons y se llevaron todas sus pertenencias. Días después de los hechos el hotel fue cerrado.

Zane Alejandro, de 30 años de edad, posee nacionalidad mexicana y estadounidense. Su familia denunció la desaparición ante las autoridades de ambos países, pero a más de cinco semanas de los hechos nada se sabe de su paradero.

En 2010 Plemmons se desempeñó como reportero policiaco del periódico La I en Mazatlán, donde cubrió información relacionada con el Cártel de Sinaloa. Ese año fue víctima de amenazas que lo llevaron a mudarse a la ciudad de San Antonio, Texas, donde vive su familia.

“Los medios firmantes del Acuerdo para la Cobertura Informativa de la Violencia manifestamos nuestra solidaridad a los familiares y amigos de Zane Alejandro en estos momentos de incertidumbre.

“Exigimos a las autoridades -de los tres niveles de gobierno- tomar de manera inmediata todas las medidas necesarias para localizarlo en buen estado de salud y castigar a los responsables de estos hechos”, asentó el texto de la organización que reúne a los principales medios de comunicación escritos y electrónicos de México.

Además “condenamos la ausencia del Estado que ha derivado en una absoluta desprotección de la prensa ante los embates del crimen organizado en el estado de Tamaulipas. Rechazamos el control de la información que la delincuencia pretende ejercer para someter a la sociedad al silencio y la desinformación.

“Las medidas legislativas adoptadas recientemente, ante la situación de emergencia que enfrenta la prensa en el país, serán inútiles sin la voluntad política para impartir justicia respecto a las continuas agresiones contra el gremio”.

Añadió que “hoy, portar una cámara nos convierte en un blanco. Exigimos conocer el paradero de Zane Plemmons, sólo así podremos empezar a poner un alto al ciclo de violencia e impunidad que ha sumido al periodismo mexicano en su peor crisis de seguridad”.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada