Patovicas, drogas de diseño y lingotes de oro

Incautan drogas de diseño

Cosecha Roja.-

Fisicoculturistas enormes y tuneados. Así son casi todos los detenidos en el megaoperativo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) que desbarató una red narco. La organización criminal usaba de pantalla dos comercios en los que vendían productos naturales para musculación y gimnasio, pero su verdadera actividad era producir y comercializar drogas de diseño. Secuestraron kilos de oro, dinero, autos, anfetaminas, computadoras, celulares y anabólicos. “Detuvimos a la banda en completo”, dijo el Secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, que supervisó el operativo en persona. Cayeron los líderes, la proveedora que hacía los contactos con los insumos, dos financistas, dos vendedores, el distribuidor y el Walter White del tercer mundo: un hombre con conocimientos de química.

Incautaron una cantidad de efedrina, anfetamina y metanfetamina equivalente al peso de una persona y 5 mil quinientas pastillas de éxtasis, todas celestes y todas con el logo de la banda “DC”. Además se llevaron anabólicos que los comercios no estaban autorizados a vender: 4 mil blísters, 2 mil en forma de ampollas y 3 mil en frascos. Como si fuera poco, los seis autos, las notebooks y los celulares que usaban también están ahora en poder de la justicia. Durante el operativo se secuestraron 4 kilos de monedas y lingotes de oro y 4 millones de pesos en divisas: había argentinos, dólares estadounidenses, euros, libras esterlinas y francos suizos. El tipo de drogas y la cantidad de monedas que tenían los vinculan a un mercado de turistas, pero no se descarta investigar nexos con otros países.

Hacía cinco meses que la PSA investigaba a la banda: los vigilaba, los seguía, les habían interceptado los celulares y mails y habían cruzado información sobre las comunicaciones. La unidad de investigaciones complejas de lucha contra el narcotráfico e inteligencia criminal de la PSA les siguió los pasos muy de cerca sin hacer ruido y hoy fue el día: ochenta oficiales entraron calzados simultáneamente en veinte lugares de Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Pilar, La Matanza, San Fernando, Lomas de Zamora y Tigre. Fueron a los locales que usaban de pantalla, a una farmacia y hasta al laboratorio: una vivienda en donde cocinaban, caseritas, las pastillas de éxtasis y metanfetamina.

Aunque no se les escapó ni uno de los que tenían pensado detener y no hubo resistencia -estaban todo lo armados que el protocolo de allanamientos permite-, este no es el final de la historia sino el principio. La investigación está a cargo de Adrián González Charvay del Juzgado Federal de Primera Instancia de Campana, y se los persigue por infracción a la Ley 23.737 de tenencia y tráficos y estupefacientes.

Foto: Telam

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada