Descuartizó a su novia adolescente y la denunció por abandono

HoraceliaCosecha Roja.-

Un hombre de 34 años confesó que mató y descuartizó a la novia de 16 años, madre de su hijo de siete meses, y se deshizo del cuerpo. La policía encontró las partes de la adolescente asesinada en bolsas de basura de tipo consorcio en la zona oeste de Posadas, Misiones. Ahora están en la morgue judicial.

*

Martín Monzón tiene 34 años y el lunes 17 de agosto se acercó a la Seccional Séptima de Posadas para denunciar que su novia -Horacelia Marasco, de 16- había “abandonado el hogar” y al bebé de 7 meses que tenían en común. Con la misma versión fue a la casa de su suegra pero ella no le creyó porque él la golpeaba. Cuando la policía allanó la vivienda de Monzón encontró rastros de sangre y lo detuvo. Esta mañana confesó que la había matado, la había descuartizado y la había llevado en el cochecito del niño hasta distintos contenedores de basura del barrio.

***

Monzón fue a lo de Norma Benitez, la mamá de Horacelia, tres días después de la desaparición de la adolescente. Le dijo que ella se había ido, que no sabía dónde estaba. La familia se dividió en dos: algunos le creyeron y se indignaron porque ella hubiera abandonado a su hijo y otros desconfiaron y salieron a buscarla. “Le pegaba mucho” dijo Jorge, tío de la joven, a Cosecha Roja.

Él fue quien acompañó a su hermana Norma a buscarla. El martes 25 se tomaron un colectivo hasta el barrio donde vivía la joven y lo caminaron. Golpearon puertas de vecinos y preguntaron casa por casa:

– ¿Usted puede aportar información? ¿Vio algo raro?

Los vecinos confirmaron que escuchaban gritos, que él la golpeaba. En la parada de remises que queda enfrente de la casa de Monzón les dijeron que la noche del domingo había sido extraña, que durante la madrugada lo vieron limpiando la casa y “sacando bolsas”. Con todos los datos que reunieron, Norma y Jorge se acercaron a la Seccional Séptima a denunciar.

El miércoles la policía allanó la casa de Monzón y, con Luminol, descubrió que había rastros de sangre en varios lugares de la casa, en las zapatillas y la ropa. El hombre quedó detenido y la Justicia le dio el bebé a la abuela.

En las últimas horas Monzón dijo a los policías que había asesinado a la adolescente delante del bebé, la había descuartizado y había sacado las partes del cuerpo en el cochecito. Los peritajes de la policía científica revelaron que la sangre en las prendas pertenecen a Horacelia. Desde entonces efectivos de la División Delitos Complejos de la policía buscan el cuerpo.

Cuando a Monzón lo interrogó la Justicia, se contradijo y no supo explicar dónde escondió el cuerpo. El juez de Instrucción de Misiones Ricardo Balor dijo a Cosecha Roja que establecieron “estricto secreto de sumario” hasta el martes.

***

Horacelia y Monzón vivían juntos en el barrio Chacra 150 de Villa Cabello. Él trabajaba reparando muebles y ella limpiaba casas, cuidaba gente mayor y cursaba el secundario en una nocturna. Según contó la familia, él la golpeó durante el embarazo y, después de que ella tuvo el bebé, la cosa empeoró. Tres días antes de desaparecer la adolescente le contó a su mamá:

– Martín me pegó y me quiso estrangular, una amiga intervino y me salvé.

También le dijo que se habían separado y que él se había ido de la casa. Lo que pasó en el medio todavía no se sabe. “Acá la noticia que corre es que él confesó que la había matado pero no sabemos nada todavía”, dijo Jorge.

[Nota publicada el 28/8/2015]

Foto: Facebook

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada