Cayó “El Grande”. ¿Caerán las versiones oficiales?

De los periódicos mexicanos que se editan en el DF, el Universal fue uno de los que dedicó una mayor cobertura a la noticia de la captura de Sergio Villarreal Barragán, alias “El Grande”, uno de los narcos más buscados.

“Sin un solo disparo, capturan a “El Grande””, tituló El Universal en su edición del 13 de septiembre (http://www.eluniversal.com.mx/primera/35533.html). La crónica pone el acento en el despliegue de las Fuerzas Especiales, con detalles de los vehículos, armas, estrategias para detener al narco. “El operativo fue rápido, discreto y exitoso”, dicen en su relato los periodistas Francisco Gómez y Xóchitl Rangel, enviado y corresponsal respectivamente, del periódico en Puebla, lugar donde fue detenido “El Grande”. La noticia es que hubo un operativo sobre el narcotráfico en el que no hubo cadáveres ni heridos. Ni un disparo.

El Grande era el principal operador de Héctor Beltrán Leyva, El Hache, actual líder de la organización criminal Beltrán Leyva. El Universal atribuye a “algunas versiones” la posibilidad de que “El Grande” peleaba por el control de cártel con el propio “Hache” y con el recientemente detenido Édgar Valdez, alias “La Barbie”.

En la nota central de la detención de Villarreal Barragán los periodistas citan una fuente oficial (el vocero del gobierno federal en materia de seguridad, Alejandro Poiré), quien anuncia la detención calificándola como un “contundente golpe del gobierno federal al crimen organizado”. Todo el artículo está construido con información que surge de esa fuente.

Más interesante resulta un perfil sobre “El Grande”, titulado “Un King Kong comeñiños” (http://www.eluniversal.com.mx/nacion/180445.html), que acompaña la nota central y que lleva la firma de María de la Luz González. La periodista comienza dando cuenta del pasado como policía judicial en Torreón y luego como agente de la desaparecida Policía Judicial Federal de la Procuraduría General de la República (PGR). Luego, a partir del expediente 4/2007-111 de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), reconstruye el prontuario con todas las acusaciones que pesan sobre el narco detenido. Esto le permite al lector seguir los detalles de la vida cirminal de “El grande” y al mismo tiempo comprender la dinámica de los grupos del crimen organizado que protagonizan hoy la disputa por el poder ilegal en México

Dos semanas antes los diarios mexicanos le dedicaban sus portadas a la detención de otro capo narco vinculado a “El Grande”: Édgar Valdez Villarreal, alias “La  Barbie” (http://www.eluniversal.com.mx/primera/35469.html). En sus primeros artículos, El Universal -como el resto de los diarios de la capital mexicana- contaron la detención de “La Barbie” en base información oficial brindada por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal.

Nueve días después El Universal tituló: No fue operativo: “La Barbie” se entregó (http://www.eluniversal.com.mx/primera/35513.html). En un extenso informe, Francisco Gómez –quien ahora fue enviado a Puebla a cubrir la detención de “El Grande”- y María de la Luz González informaron que la detención de “La Barbie” fue un incidente casual tras la persecución de vehículos sospechosos que culminó en una entrega sin resistencia. Esos datos que sustentan la nota están contenidos en el informe en el que la Policía Federal da parte de la detención de Édgar Valdez Villarreal a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).

¿Qué opina sobre el uso de las fuentes oficiales?

Martín Ale – Cosecha Roja. 13 de septiembre de 2010

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada