Dos muertos en el Bajo Flores: los vecinos temen la revancha

Guardia Piñero 1

Cosecha Roja.-

A las 12 de la noche el silencio es total en el Hospital Piñero. Pero los guardias saben que en cualquier momento todo puede cambiar. Así pasó ayer cuando hicieron lo que hacen siempre que entra un herido de bala: apretar el botón antipánico y activar el protocolo de seguridad. Cerca de la 1 de la mañana llegaron varios hombres en dos autos particulares: traían dos muertos y un herido. Venían desde la Villa 1-11-14, donde el enfrentamiento entre dos bandas -que empezó a medianoche y duró a las 4 de la mañana- terminó con una ambulancia baleada y un tiroteo con Gendarmería. Los vecinos dicen que todo empezó por una venganza y temen que llegue la revancha.

***

El SAME había recibido un llamado cerca de las 12 de la noche. Era porque una vecina que vive en un edificio en Bonorino al 2100 (la intersección de las manzanas 27 y 9) se sentía mal. Entonces pidieron apoyo para entrar a la villa. “Sin las fuerzas de seguridad no vamos”, dijo Michanchuk. Entonces  los gendarmes del operativo “Cinturón Sur” acompañaron al chofer, el médico y al oficial de la Policía Metropolitana. Mientras el doctor atendía a la mujer empezaron a escuchar los disparos: eran a 30 metros, en la esquina que se conoce como “Gauchito  Gil”. Un disparo impactó en la ambulancia. El conductor se puso a resguardo y un gendarme subió a buscar al médico.

La primer herida fue Delia Herrera, de 28 años. Entraron en su casa y le dispararon. Pero no la buscaban a ella: estaban detrás de su hermano, conocido como “Tomate”. Según los vecinos, el joven es parte de un grupo de ladrones que está enfrentado con una banda que trafica droga en el barrio y a los que les dicen “los paraguayos”. La semana pasada el grupo de Tomate había asesinado a uno de los otros. Como no lo encontraron, la venganza fue asesinar a la hermana.

Cuando los gendarmes supieron que había una persona herida cerca de la calle Charrúa intentaron avanzar con la ambulancia. Pero según fuentes judiciales, tres personas que corrían en sentido inverso dispararon hacia los oficiales que respondieron con “municiones antitumulto”. Maximiliano Milessi tenía 18 años y había salido a dar una vuelta en moto por el barrio: recibió un balazo en el tórax y llegó muerto al Hospital.

Al Piñero llegaron, además, dos heridos. Uno en un auto particular y al otro lo llevó Gendarmería porque él mismo se los pidió: tenía dos balazos y le sangraba el pecho. Uno fue dado de alta porque la bala pasó por la grasa del cuerpo. Al otro lo cambiaron de hospital para “evitar un intento de rescate” y está con consigna policial para que declare cuando se encuentre estable.

La causa quedó a cargo de Adrián Giménez, de la Fiscalía Descentralizada de Nueva Pompeya y Parque Patricios. Fue él quien ordenó que las pericias balísticas se hicieran de día para evitar aumentar el riesgo de los oficiales. Vadín Michanchuk,abogado de los médicos municipales, dijo a Cosecha Roja que el médico y el chofer que estuvieron durante el enfrentamiento reciben atención psicológica.

***

Guardia Piñero 2

“Negro, se viene abajo el hospital”, le dijo un guardia de seguridad a otro cuando lo llamó a las 3 de la mañana. En total son 14 los cuidadores privados del Piñero. La mayoría está en los pasillos, dos cuidan la puerta de la guardia y otros dos están en la garita de entrada. Fueron ellos los que vieron llegar a los dos autos a toda velocidad y cerraron las puertas. Antes se metieron más de 40 vecinos y diez lograron entrar. Michanchuk contó que en esos casos se activa un protocolo de seguridad: se le da intervención inmediata a la Justicia y se bloquea el hospital. “Gendarmería pudo sacar a los que habían entrado y los vecinos se quedaron arrojando cosas desde afuera”, dijo. Según él, todo debe haber quedado registrado en una cámara de seguridad del gobierno porteño sobre la calle.

Paula Stiven, de Mundo Villa, dijo a Cosecha Roja: “La ambulancia tiene que estar las 24 horas en la villa, no ir solamente cuando la llaman y con policía”. Además consideró que deberían tener choferes, médicos y enfermeros que vivan en el barrio.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada