Ecuador: mataron a familia campesina y se llevaron las manos

Ecuador

El Universo-.

Los cuerpos sin vida de cinco miembros de una misma familia fueron encontrados en avanzado estado de descomposición cerca de su vivienda en una zona rural montañosa de difícil acceso en el cantón Quinindé.

Según las primeras indagaciones de la Policía, sus verdugos los habrían atacado con machetes, les dispararon y le arrancaron las manos y los dedos y se los llevaron.

Los cuerpos fueron encontrados la mañana del sábado pasado por un campesino que pasaba por el lugar y alertó a la Policía. Miembros del Grupo de Intervención y Rescate (GOE) de la Policía fueron enviados desde Esmeraldas. Se conoció que los uniformados demoraron siete horas en llegar al sector llamado Hoja Blanca, en la parroquia Malimpia.

Los cuerpos fueron encontrados en una finca propiedad de los fallecidos en la cooperativa de vivienda Tesoro Escondido, en donde habitaban desde hace 30 años. Luego fueron llevados hasta el recinto Las Golondrinas, en el balde de un camión, debido al estado de descomposición.

Las autoridades no informaron las causas de la muerte de las víctimas y se espera que con la autopsia se determine qué tipo de arma se utilizó.

Cuatro de los cadáveres estaban juntos en una plantación de cacao y el quinto, a unos 20 metros del lugar.

Las víctimas fueron identificadas como Pedro Manuel Montalván; su esposa, Angélica Delgado; sus hijos, Pedro Ángel, Wilter Wilber y Mario Lizandro Montalván Delgado.

La mañana de ayer se realizó el sepelio y entierro de los cinco miembros de la familia Montalván Delgado en el recinto Las Golondrinas.

Antonio Montalván Delgado, hijo y hermano de los asesinados, quien se encontraba en la ciudad de Santo Domingo cuando se cometieron los asesinatos, manifestó que para llegar al lugar donde vivían se tiene que conocer muy bien la geografía del lugar.

“Los asesinos conocían muy bien el camino, llegaron y se fueron sin perderse, y en esta zona si no se conoce el sitio se pierde fácilmente”, expresó.

El mayor Robert Aguilar, del Comando de la Policía Nacional en Quinindé, dijo que analizarán todas las versiones sobre este caso, como la un supuesto lío de tierras o de que la familia al parecer vendió varias cabezas de ganado días antes de que se cometan los crímenes.

De otra provincia

Se conoció que los miembros de la familia Montalván Delgado son oriundos de los cantones Chone y Flavio Alfaro, en Manabí, y que llegaron a la zona hace más de 30 años para dedicarse a labores agrícolas.

En su finca cosechaban como principal producto el cacao, para comercializar, y precisamente cuatro de los cadáveres fueron encontrados junto a este, el cual, al parecer, habían terminado de cosechar.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada