El adiós a Rulito Álvarez: vivía en la calle y lo prendieron fuego

Luis era un personaje conocido en las esquilas del oeste de Rosario. El 27 de agosto lo atacaron y lo prendieron fuego. Murió al día siguiente con el 90 por ciento del cuerpo quemado. En la causa aún no hay sospechosos ni imputados. En las redes lo recordaron y contaron su historia.

El adiós a Rulito Álvarez: vivía en la calle y lo prendieron fuego

01/09/2021

Por Diario El Ciudadano 

Le decían Rulito. Tenía 58 años, se llamaba Luis Álvarez y vivía en la calle. El viernes 27 de agosto fue prendido fuego. Sufrió quemaduras en el 90 por ciento de su cuerpo y falleció al otro día a raíz de las lesiones recibidas. Su foto comenzó el recorrido en las redes sociales, donde muchos vecinos fueron develando algo de su historia y la indignación por la bestial manera en que fue asesinado.

“La piel de gallina. Yo lo conozco, crecí viéndolo pasar por la puerta de mi casa. El Viejo Títere como nosotros le decíamos porque siempre estaba cantando la canción del Brujo Ezequiel. Tan triste. Ojalá que esté descansando en paz”, sostiene uno de los vecinos.

Otro joven recuerda que lo cruzaba con el auto, en el semáforo, pidiendo monedas. “Aunque sé que era en vano porque tu mente ya estaba rota, quien sabe por qué, sólo trataba de ver si detrás de esos ojos tristes todavía había alguien y siempre me preguntaba si alguna vez fuiste feliz, si alguna vez tuviste una familia que te ame, si alguna vez recibiste un cálido abrazo de un ser querido.

Y agrega: “Qué fue lo que te llevo a ese abandono. A veces estamos tan perdidos en nuestra vanidad que ignoramos completamente la necesidad y el dolor ajeno, queremos cambiar al mundo pero no logramos ayudar al que está del otro lado del vidrio. Te pido perdón por mi indiferencia y le pido a Dios, al bendito karma y a todo el universo que caiga con todo el peso de justicia sobre el [email protected] que te hizo eso!”.

Eran cerca de la 0.30 del viernes pasado cuando Luis fue sorprendido por el fuego en Rivarola y República del Salvador. Vecinos lo vieron envuelto en llamas e intentaron auxiliarlo, también llamaron al 911 y junto a los empleados policiales que llegaron al lugar lograron apagar las llamas. Murió el sábado.

El caso quedó en manos de la fiscal Marisol Fabbro de Homicidios Dolosos quién solicito la al Gabinete Criminalístico el levantamiento de rastros y la individualización de vecinos que pudieran brindar atos del hecho. La brigada se homicidios está a cargo de una serie de medidas investigativas dispuestas por la fiscal con el fin de determinar la mecánica del hecho e identificar a los agresores de Luis.