El atacante de Radio Nacional lo había anunciado en Facebook

Esta mañana, en medio de una entrevista telefónica, una persona irrumpió en los estudios de Radio Nacional con un cinturón  que, se supo luego, tenía ” cilindros metálicos, petardos y tuercas”, según públicó Telam.

El hecho ocurrió a las 7.42 durante el programa “Poné Primera”, que conducen Romina Manguel y Eduardo Anguita.  La periodista debió interrumpir una pregunta por “inconvenientes” que se registraban en el lugar, en Maipú al 500 de esta Capital.

Así lo contó Horacio Embón:


Más tarde, el Periodista Mauro Szeta dio a conocer la supuesta identidad del atacante:

 

De confirmarse que se trataba de esa persona, podría ser el mismo que hace cinco años protagonizó un hecho similar en el Diario La Capital, en Rosario. Una nota del 30 de noviembre de 2011 publicada por el diario Rosario/12, decía:

“Un hombre amenazó ayer con hacer estallar una bomba en el frente del diario La Capital si no era atendido por un periodista de ese medio. El hecho ocurrió minutos antes de las 18 cuando Carlos Serbali, de 61 años, se sentó en las escalinatas de la puerta del diario, en Sarmiento 763, mostrando un maletín en el que aseguraba que tenía explosivos. Tras ser reducido por la policía, se comprobó que no había ningún explosivo en su maletín, apenas cables envueltos en cartón. La Policía procedió a evacuar el diario y algunos comercios de alrededor, y cortaron el tránsito en Sarmiento y Santa Fe, por lo que se generó un embotellamiento en pleno centro de la ciudad en una hora de mucho tránsito”.

 

Hace tres semanas, en su muro de facebook, el supuesto atacante dijo :

A veces me preguntan si no me arrepentí de aquel episodio en el diario La Capital. ¡Por supuesto que no! Lo haría otra vez, pero mejor. Y para nada descarto protagonizar otra acción en otro lugar y más contundente. Que la gente haga y piense lo que le da la gana, a mí me cuesta convivir con lo que creo es una gigantesca mentira.

En ese mismo posteo, el hombre expreso su apoyo a la dictadura y a la teoría de Darío Lopérfido que los desaparecidos no eran 30.000:

Un grupo de artistas, gente de DDHH e intelectuales, le pidieron a Rodriguez Larreta la renuncia de Lopérfido porque el funcionario sostuvo que no eran 30 mil los desaparecidos, eran 9 mil. Al margen de la veracidad del dato del funcionario porteño (que se puede comprobar ingresando al sitio de la CONADEP), queda en evidencia, una vez más, la cerrazón y soberbia de esa gente que ni siquiera admite la discrepancia en el número de desaparecidos. Imagino los lamentos y aullidos de esas personas, si algún funcionario pide que se revise la responsabilidad de la guerrilla en el golpe del ’76. Revisión que, por otra parte, debe realizarse.

 

La publicación completa se puede ver aquí.

En Twitter también solía hacer declaraciones del mismo tenor:


 

-Cómo fue el ataque

Esta mañana, el hombre cumplió su amenaza. Según dijo a Telam el subdirector de Radio Nacional, Pablo Ciarliero, el hombre “se presentó en el mostrador de la radio y dijo que venía a buscar un premio y ahí mostró un cartucho con explosivos, los de seguridad intentaron reducirlo pero sacó un cuchillo y se metió adentro de los estudios”.

Más tarde, Eduardo Anguita lo contó así:

 

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada