El chamán porno intentó violar a 16 mujeres

V. Torres Benayas. El País.-

El llamamiento hecho ayer por la policía ha surtido efecto. En menos de 24 horas, 16 mujeres más se han declarado víctimas del hombre que, haciéndose pasar por chamán, abordaba a las mujeres en el centro de Madrid, las drogaba con algún tipo de sustancia y las agredía sexualmente. De las 16 nuevas denuncias, que se suman a la primera, conocida ayer, dos son de víctimas de abusos y 14, de tentativas, han informado fuentes policiales.

Las 16 mujeres han denunciado al mismo hombre en el teléfono 91 322 35 58 que la Policía habilitó tras ayer hacer pública su detención. Los investigadores no descartan que puedan llamar nuevas víctimas y, unos días, se ofrecerá un balance más detallado. El presunto violador, de 48 años y de nacionalidad colombiana, se llama José Israel G. R. y está afectado por acondroplasia —el tipo más frecuente de enanismo—.

Ha participado en algunas películas y series como actor secundario y se publicitaba en una web de espectáculos porno. Ayer por la tarde, horas después de conocerse su arresto, el perfil de José Israel fue borrado de esta página, en la que un grupo de hombres y mujeres, Los Pekeboys, ofrece “espectáculos de enanitos” para despedidas de soltera, cumpleaños y fiestas. Hoy, la página no se puede ver porque el servidor que la aloja no puede asumir el volumen de demanda y la empresa se desvincula de José Israel, de quien admiten que trabajó con ellos hace tiempo pero con quien ya no mantienen ninguna relación laboral.

El presunto violador fue detenido cerca de su domicilio, en el distrito Puente de Vallecas, el pasado 17 de mayo, tres días después de la primera denuncia por un abuso sexual, que se produjo supuestamente la víspera, el día 13, aunque la policía sospecha que lleva actuando así desde al menos 2007. Ayer fue puesto en libertad pero imputado de un delito de abuso sexual.

Para cometer las agresiones, el hombre simulaba ser un curandero. Gracias palabrería esotérica y ayudado con sustancias como burundanga o droga de la voluntad, el hombre engatusaba a sus víctimas, se ganaba su confianza y anulaba su voluntad hasta lograr que le invitaran a su casa, donde consumaba los abusos.

Los investigadores han localizado en Internet varios foros en los que se alertaba de las actividades de un individuo que utilizaba el mismo modus operandi, lo que les llevó a pensar que podía haber más víctimas que no denunciaron por miedo a que no las creyeran, vergüenza o la sensación de irrealidad que dejan las drogas. Por ejemplo, en Foro Ciudad se denuncia la existencia de un “enano peligroso y estafador” que “embauca a chicas o mujeres para BENEFICIOS SEXUALES con todo tipo de escusas” e incluso se aporta su nombre y dirección.

La investigación la llevan agentes del grupo III del Servicio de Atención a la Familia, pertenecientes a la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada