La historia del presunto narco argentino que quiso arrastrar a Messi

Por Redacción – Cosecha Roja

Patricio Daniel Gorosito, el corpulento ex presidente del club santafesino Real Arroyo Seco, hombre cercano al presidente de la AFA Julio Humberto Grondona, está preso desde la semana anterior en una celda de Barcelona, acusado de liderar una banda de narcotraficantes que transportaban cocaína desde Argentina hacia Europa.

La semana pasada, la policía argentina recibió la información de que siete argentinos se encontraban presos en Europa por la detección del intento de ingresar al puerto de Lisboa, en Portugal, 393 kilos de cocaína en bolsas de carbón vegetal. En Barcelona detuvieron a Gorosito y en Las Palmas de Gran Canaria a Leonel Zanello. En Lisboa quedaron presos los cinco restantes: Leonardo Hugo Prodan, Rolando Andres Di Renzo, Matías Hernán Frann chetti, Miguel Hugo Moreno y Walter González Camaño. Después de este primer procedimiento, se pudo desbaratar en el puerto de Buenos Aires, dos días después, un cargamento de 450 kilos de cocaína camuflados en bolsas de carbón a punto de ser exportados a la capital lucitana. La policía y el juez español, creen que Gorosito era el jefe de la banda a la que le incautaron novecientos kilos del polvo blanco. Fue una investigación de los grupos contra la delincuencia organizada (GRECO): lo llamaron Operación Patagonia.

En Chaco, una provincia del norte argentino, quedaron detenidos cinco personas que integrarían la conexión local: dos controladores aduaneros, un socio gerente de la empresa sospechada, Carbón Vegetal del Litoral SRL (con sede en Quitilipi, Chaco), un despachante de aduana y el encargado del lugar donde se almacena el carbón.

El hombre de Grondona

Uno de los misterios mejor guardados por el presunto jefe narco, es cómo logró ese ascenso meteórico en las lides del dinero y el poder: sus paisanos todavía recuerdan que hace dos décadas tenía una vinería en el pueblo, Arroyo Seco, que se llamaba Patricio Primero. La respuesta más fácil apunta a sus relaciones: supo acercarse con astucia al inamovible presidente de la AFA, Don Julio Grondona, y actual presidente de la Liga Santafesina de Fútbol, Carlos Lanzaro, con quien realizó diferentes actividades relacionadas al ámbito liguista.

En uno de sus últimos reportajes, la revista española Interviú reveló una parte de esa trama: los vínculos comerciales que Gorosito había estrechado con Joan Laporta, ex presidente del Fútbol Club Barcelona y actual diputado independentista del Parlamento catalán. En 2006, el mandamás del club catalán -que acababa de estrenar el logo de Unicef en sus camisetas- viajó a Santa Fé, Argentina, y puso la primera piedra fundacional de un proyecto de mecenazgo. El Barça le entregaría 300.000 euros al club Real Arroyo Seco para levantar un centro educacional y deportivo para los niños carenciados. Según la publicación española, el propio Lio Messi –estrella del plantel y oriundo de la misma provincia- iba a ser el padrino de ese proyecto. Eso nunca ocurrió, pero en aquella ceremonia los padres del futbolista estuvieron presentes.

“La idea es aportar un granito de arena a nuestro propósito, que es tener una sociedad mejor y más justa”. Con estas palabras, Joan Laporta le habló a los periodistas que asistían el 4 de octubre de 2006 a la colocación de la primera piedra de un “centro educacional y deportivo que cubra las atenciones de los niños más necesitados” en las instalaciones del Club Arroyo Seco, el equipo de fútbol nacido en 2004 y presidido por Patricio Gorosito.

Laporta estuvo acompañado en la plantación del árbol que simbolizaba el inicio de las obras por el director deportivo, Txiqui Beguiristain, el directivo Alberto Perrín y Marta Segú, directora de proyectos internacionales de la fundación del club azulgrana. Además, asistió al acto el ex entrenador del Logroñés Carlos Aimar, subsecretario de Deportes de la provincia de Santa Fe. El predio tenía todas las comodidades necesarias para un plantel de primera división, como lugares de entrenamiento, gimnasio y alojamiento de primer nivel.

Dos años después, en 2008, Gorosito vendió sus terrenos a uno de los dos clubes más grandes de la provincia de Santa Fé, Rosario Central, en alrededor de 16 millones de pesos, y el pequeño club de pueblo se fusionó con la Academia Duchini. Llegó a participar en el Torneo Argentino B y ahora participa en la Liga Regional Sud, de la cual Gorosito es el actual presidente.

El recluso vip europeo, supo incursionar también en el futbol uruguayo: fue gerente del club Deportivo Colonia. Una nota publicada en 2007 por el diario uruguayo La República en base a un informe atribuido de la Secretaría de Inteligencia del Estado de Argentina. La nota destacaba: “Perdió las elecciones en el club Arroyo Seco Atletic Club, el club tradicional de la ciudad, y armó un club modelo en menos de dos años para desarrollar sus actividades non sanctas”.

Sobre su ascenso vertiginoso, el artículo del periódico oriental concluía: “Su poder es extraordinario. Tiene un estadio modelo nuevo y un equipo conformado por argentinos, brasileños y uruguayos. ¿Cómo hizo Gorosito para desarrollar este proyecto deportivo en tan poco tiempo? La respuesta, según los investigadores, es una sola: «detrás del mismo está el presidente de AFA»”.

* Síntesis de medios argentinos y españoles

Fotos: Revista Interviú (España) y diario Uno (Santa Fé)

 

 

 

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada