El crimen del microcentro: ¿venganza de una proxeneta?

MarciaJulia Muriel Dominzain – Cosecha Roja.-

A Catalina le sonó el teléfono ayer a las 12 de la noche. La pantalla del celular decía que era su hija y atendió pero le habló un policía: “Su hija robó y la mataron”, le dijeron. Marcia Matus tenía 29 años y se prostituía en un “privado” de Tucumán al 900. La familia dice que se peleó con una proxeneta y que la asesinaron. Le dispararon e intentó cubrirse: el tiro le atravesó la mano y le dio en el tórax.

Marcia vivía en Remedios de Escalada (Lanús) con la mamá, el papá cartonero, la hija de casi un año y el hijo de 11. La mamá nació en Formosa y trabaja cuidando ancianos. “No nos explican nada”, dijo a Cosecha Roja mientras esperaba en la comisaría que le dieran el acta para retirar el cuerpo de la morgue. El papá es sanjuanino y trabaja de cartonero en Capital. “Mis viejos están destruidos, me parte el alma, queremos saber quién mató a mi hermana”, dijo a Cosecha Roja Ariel Paz, uno de sus cinco hermanos.

“Dicen que mi hermana había tenido una discusión con la dueña, la habían echado y volvió como para vengarse”, contó Ariel. El fiscal a cargo de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas, Marcelo Colombo, dijo a Cosecha Roja: “La investigación del homicidio tiene que estar ligada a la de la explotación sexual en el prostíbulo”. El organismo que investiga casos de trata se contactó con la Fiscalía nº 23 pero aún no les dieron intervención.

marciaIV

Cerca de las 7 de la tarde el encargado del edificio escuchó disparos y llamó a la policía. Minutos después llegaron los oficiales de la Comisaría 3º y encontraron el cadáver de Marcia, con una cartera tirada al lado. Según contó a la familia una administrativa del lugar la policía llegó cuando ya se habían ido los dos hombres con los que ella había entrado, el que estaba adentro y disparó y dos mujeres más heridas: una de 16 años con un disparo en el brazo y otra con un golpe en la cabeza-.

Anoche dos mujeres explotadas por la misma gente declararon en la comisaría. Dijeron que la vieron entrar al departamento “para robar” una de ellas le gritó “¡no, Mar, vos no!”. La administrativa contradijo esa versión y contó que las dos chicas no estaban trabajando en ese departamento sino en otro, a unas cuadras.

– No puedo atender ahora -dijo el encargado a través del portero electrónico- estoy con el tema de la víctima.

Más temprano había dicho a los medios que vio a Marcia entrar la noche anterior con dos hombres y una mujer. Después declaró ante las autoridades. En la puerta de Tucumán al 900 no hay móviles periodísticos ni faja de seguridad.

La versión policial que recibió la familia decía que ayer a las 7 de la tarde ella entró a robar con dos hombres, que ella era la que llevaba el arma, que arriba se trenzaron en una pelea y que alguien disparó.

“A mí me decía que era bailarina en Cocodrilo pero le vi en el Facebook una foto con el Roña Castro muy provocativa”, dijo Ariel. Sospechaba que se prostituía y hoy lo confirmó. “Me peleé con ella por eso hace seis años y desde ahí que no nos veíamos. Ahora ya no voy a poder hablar nunca más”, dijo.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada