El femicida que mató y murió delante de vecinos y policías

femicidio vía pública - Facu Nívolo

Cosecha Roja.-

María Marta Somoza tenía 51 años y se había separado de Néstor Laferrere, el padre de sus tres hijos en noviembre. Él quería retomar la relación, ella no e hizo una denuncia ante la justicia para obtener una orden de restricción. Esta mañana el hombre fue hasta la casa de su ex en Temperley, la arrastró de los pelos por la calle, la tiró al piso y la mató de un disparo delante de vecinos y policías. Después se suicidó de un balazo en la sien y murió cuatro horas más tarde en el hospital.

Cuando empezó el ataque de Laferrere a la mujer, alrededor de las diez de la mañana, los vecinos llamaron a la policía. Ella forcejeaba y trataba de zafarse del ex. Los oficiales llegaron casi al mismo tiempo en que el hombre sacó un revólver calibre .22 y le gritaron “alto”. El disparo salió igual y fue directo a la nuca a Somoza, que quedó tirada en la puerta de la casa de Dorrego y 9 de Julio, en la esquina del estadio del club Temperley.

Entonces los policías intentaron acercarse a Laferrere y antes de que pudieran quitarle el arma se disparó en la cabeza. Los médicos de la ambulancia lo trasladaron al Hospital Gandulfo de Lomas de Zamora, a donde llegó en estado grave y murió cerca de las 14.30.

Laferrere tenía 59 años, era comerciante y trabajaba por la zona. Somoza trabajaba en el Club Atlético Temperley. Los hijos no presenciaron la escena porque a esa hora estaban en la escuela. Hoy se sumaron a los más de 2000 niños, niñas y adolescentes que se quedaron sin mamá desde 2008.

La causa quedó a cargo de la Fiscalía especializada en Violencia de Género del Departamento Judicial Lomas de Zamora. Los investigadores buscan saber si la mujer había hecho denuncias por episodios violentos previos. Los cuerpos de ambos esperan en la morgue para que los peritos hagan las autopsias.

***

El año pasado la Casa del Encuentro registró 277 femicidios: en 61 casos el femicida fue una ex pareja y 39 de ellos tenían denuncias previas. Además, 20 mujeres fueron asesinadas en la vía pública como Belén Morán, Agustina Salinas y Gabriela Parra.

Belén Morán intentó evitar su femicidio: cuando entendió que estaba en una relación violenta pidió ayuda a la familia, se separó, se mudó y recurrió a la Justicia. Ayer el ex volvió a amenazarla y esta mañana la degolló en la calle y se fugó. Belén llevaba en la cartera la orden de restricción que había conseguido 8 días atrás.

Alejandro Bajeneta y Gabriela Parra no eran pareja. Él la citó en el bar Plaza del Carmen de Caballito. Ella le pidió a un amigo que la esperara cerca porque tenía miedo y le dijo al mozo que quería una mesa cerca del ventanal. Cuando se levantó para irse, él la mató con un cuchillo a la vista de todos. Después se quiso suicidar con el mismo arma y terminó internado e imputado por “homicidio agravado por femicidio”. En julio se despertó del coma.

El bar Johhny B Good de Puerto Madero estaba en pleno happy hour. La esquina de Alicia Moreau de Justo y Macacha Güemes estaba llena de gente: las mesas de afuera, la barra y la recepción estaban repletas. Cerca de las 19 Agustina Salinas y su novio Marcos Álvarez se pelearon y salieron del after-office. En la calle él le dio tres cuchillazos en el cuello. Agustina quiso escapar pero cruzó la avenida, se desplomó y murió. Los prefectos escucharon gritos y fueron a buscar a Marcos: uno le disparó dos veces y lo mató.

Foto: Facundo Nívolo

[Nota publicada el 31 de agosto de 2015]

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada