El hincha de Racing fue asesinado a golpes y sospechan de sus amigos

Hincha de Racing

Cosecha Roja.-

En la madrugada del 24 de enero, Nicolás Pacheco, el Mago, hincha fanático de Racing y periodista partidario, apareció muerto en la pileta de la sede del club, en el barrio porteño de Villa del Parque. La autopsia definitiva demostró que no se trató de una caída accidental a la pileta: a Pacheco le dieron una paliza y lo tiraron muerto al agua. El fiscal adelantó que en los próximos días va a pedir la indagatoria de al menos cuatro de los amigos del hincha, sospechados de ser los asesinos.

El Mago Pacheco tenía 32 años. Era periodista, estaba a cargo del portal partidario “Racing o Nada” y conducía un programa con el mismo nombre en la AM 890. La noche del miércoles 23 de enero, como todos los miércoles, comió un asado con otros hinchas en la sede porteña del club de Avellaneda. Cerca de las 6.30 de la madrugada, según contaron los amigos, lo encontraron semidesnudo en la pileta. Un joven se tiró y lo sacó del agua. Ya estaba muerto.

Una vecina, que vive en uno de los edificios que dan a la pileta del club, dijo que esa madrugada escuchó gritos. Una discusión, una pelea y el ruido de un objeto cayendo al agua. El cuerpo de Pacheco tenía golpes en la cabeza y en el pecho y varias costillas fracturadas. La autopsia, además, dijo que “habría sido atacado por varias personas”.

El fiscal Marcelo Retes adelantó a Cosecha Roja que, probablemente en los primeros días de la semana próxima, va a pedirle al juez que se le tome declaración indagatoria a al menos cuatro de las personas que estuvieron aquella madrugada en el club. Sobre un posible pedido detención, Retes aclaró que es una facultad del juez. “Correspondería que se detengan”, agregó.

Algunas de las sospechas del fiscal se desprenden de algunas contradicciones que hubo en las declaraciones que hicieron esos cuatro hinchas en calidad de testigos.

“Creemos que se les fue la mano en una pelea, lo mataron y lo tiraron a la pileta para simular el accidente “, contó una fuente judicial a Télam. El fiscal fue más cauto: “eso lo tenemos que armar”, dijo respecto al móvil del crimen, “todavía faltan algunos elementos de prueba”. Consultado sobre la hipótesis de una interna entre barras, Retes respondió: “A mí juicio sí, está descartada”.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada