El Junco y el Olorio, dos ladrones asesinados que ya tienen altar propio

La Prensa.-

Un clan operaba en cinco puntos de La Paz;  tenía armas y uniformes camuflados.

Sorpresa. Los policías están acostumbrados a ver las cosas más inverosímiles, pero el miércoles, cuando allanaron dos domicilios en Villa Victoria, no pudieron menos que sorprenderse. Encontraron dos altares, en los que santos no eran los reconocidos por la Iglesia Católica ni por una confesión satanista. Los delincuentes adoran las fotografías de “El Junco” y “El Olorio”, ya fallecidos.

Carlos Alberto Junco Cáceres, de nacionalidad peruana, fue asesinado en una emboscada que le tendieron en el penal de Chonchocoro. Lo acribillaron.
David Olorio Apaza, boliviano, murió tras ser torturado en la fuerza anticrimen de El Alto. Había sido arrestado por ser sospechoso de participar, junto a Junco, en un asalto al peaje de Vías Bolivia en la autopista a El Alto.
Las imágenes de las dos deidades estaban en dos domicilios diferentes, donde el miércoles se capturó a un clan de monreros y traficantes de droga que operaban en cinco puntos de La Paz.
En los dos improvisados altares, estaban las fotografías de Olorio y Junco, rodeados por gladiolos blancos, rojos y amarillos, y al pie de las mismas, aparecía una fotografía del conocido “Diablito” de la autopista y una imagen del Señor de la Sentencia.

Protección. El coronel José Saavedra, director departamental de la FELCC, afirmó que ésta es la primera vez que descubren “dos altares donde se adoraba a antisociales”, ya que en otros operativos, se hallaron iconos de santos reconocidos por los católicos.
“Estas imágenes eran veneradas para que les vaya bien en los atracos; empero, no se descarta que los sospechosos puedan estar relacionados con las bandas de Olorio y Junco, que perpetraron varios atracos en la ciudad”.

El operativo. De acuerdo con el informe de Saavedra, el operativo se desarrolló en Villa Victoria el pasado miércoles a las 15.00. Se identificaron tres domicilios en la calle Uncía; en el Canchón Zuazo y en la avenida Apumalla.

Íver Daen J. C. (21); Álvaro Alfredo D. C. (22) y Alfredo D. G., fueron arrestados en posesión de una pistola, un revólver, ropa militar camuflada y verde, además de un kilo de droga fraccionada. Los tres fueron recluidos.

Operaban en cinco puntos de la paz. De acuerdo con la información policial, este grupo de delincuentes, que residía en Villa Victoria, operaba en las zonas Buenos Aires, 14 de Septiembre, Challapampa, Alto Munaypata, Alto Villa Victoria y sus alrededores.

“En las casas se hallaron televisores, celulares y otros artefactos electrónicos que se presume fueron adquiridos en su robos armados”.
El Director de la FELCC recordó que además de asaltar, los sospechosos se dedicaban al microtráfico en las plazas Huallparimachi, de Villa Victoria, y Vicenta Juaristi Eguino.

10  personas relacionadas con el grupo delictivo son buscadas por efectivos anticrimen.

“Nos llamó la atención los altares que estaban en los domicilios de Álvaro D.C. y su padre, quienes eran miembros del clan. Se busca a otros implicados en este hecho delictivo”.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada