El misterio del empresario descuartizado en Moreno: nadie sabe donde está su hijo.

auto del empresario domingo de palma, descuartizado en moreno

Cosecha Roja.-

El martes era nada más que un cuerpo descuartizado cubierto de cal con la cabeza y el torso destrozado por los roedores. No se sabía quién era, cuántos años tenía, ni cómo había muerto. Un vecino lo encontró en un volquete en la calle Da Vinci al 3300, del barrio Las Catonas, Partido de Moreno, al oeste de la provincia de Buenos Aires. A40 metrosdel lugar había un tambor de200 litrosque, en teoría, fue usado para trasladarlo hasta ahí. El caso comenzó a ser investigado por la fiscalía de Moreno a cargo del fiscal  Mariano Navarro.

Ayer por la tarde, el cadáver desmembrado dejó de ser una incógnita. La policía científica cargó las huellas dactilares en el sistema AFIS, donde están registradas las marcas digitales de personas con antecedentes. El sistema arrojó que las huellas pertenecían a Domingo De Palma, quien en 1989 había estado preso en una causa por portación ilegal de arma de guerra.

De Palma era dueño de una pequeña empresa de grúas de la zona deLa Rejay estaba desparecido hacía 20 días junto a su hijo de 6 años, de quien todavía se desconoce el paradero. Las pericias determinaron que el hombre fue asesinado de un tiro en la cabeza y luego cubierto de cal. Fuentes policiales confiaron  que la muerte se habría producido el sábado.

“Es un momento muy triste para mí”, dijo a Cosecha Roja Carolina De Palma, hija del hombre asesinado. “Me enteré casi al mismo tiempo que lo estábamos viendo por televisión y en unas horas me encuentro yendo a velar a mi papá y a la vez buscando a mi hermano que todavía no aparece”.

La denuncia de la desaparición de Domingo De Palma y  su pequeño hijo, Marco Antonio, fue radicada el 9 de julio por su hija Carolina enla Comisaríade Las Catonas. El caso era seguido enla Unidad Funcionalde Instrucción 4 de Moreno, a cargo de Gabriel Lorenzo. El fiscal de Moreno, Mariano Navarro, le dio aviso del macabro hallazgo.

Mientras que la policía científica todavía  efectuaba las pericias, el auto del empresario, un Ford Mondeo de color verde, fue encontrado anoche abandonado en el camino dela Ribera, en Paso del Rey, entre Merlo y Moreno.

En el barrio del empresario desconocían de su desaparición. Luis, un vecino de la familia, aseguró que “no había carteles con la foto buscándolos ni nada que se le parezca”.

El misterio rodea la desaparición seguida de muerte del comerciante. No se puede hablar todavía de secuestro ni tampoco de un ajuste de cuentas. Sobre las causas del hecho Carolina dijo: “No entendemos que puede haber pasado. No hubo ningún tipo de llamado. Él era un laburante. Yo pensé que se habían ido de viaje al interior con mi hermanito.”

Según fuentes de la causa, la búsqueda del chico es intensa pero aún no se persigue ninguna hipótesis firme sobre dónde puede estar.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada