El Petiso Orejudo: a cien años del asesino que se convirtió en mito

Cosecha Roja.-

Se cumplen cien años de los crímenes del Petiso Orejudo, el primero y más celebre de los asesinos seriales que conocieron las calles de Buenos Aires. Cayetano Santos Godino mató a cuatro niños entre 1904 y 1912 y dejó heridos a otros siete. Después de su captura, el Petiso se convirtió en el delincuente con el que soñaban tantos médicos, criminólogos, periodistas y hombres de Estado.

Cosecha Roja estuvo en el coloquio que recordó el auge y la caída de uno de los asesinos más famosos de la historia argentina. Además de evocar la historia del Petiso Orejudo, los invitados a esta charla discutieron la compleja y multifacética vinculación entre crimen y cultura. Las narrativas del periodismo, la literatura y la producción científica se cruzaron para perpetuar el mito del criminal nato, monstruoso y deforme.

Osvaldo Aguirre, periodista y autor de Enemigos públicos, Historias de la mafia en la Argentina y de otros libros, habló del carácter histórico y social del delito. Los asistentes al coloquio conocieron algunos detalles de los relatos periodísticos que construyeron la leyenda que inmortalizó al niño asesino.


Rodolfo Palacios escribe sobre los criminales argentinos más famosos de las últimas décadas. En el coloquio, explicó por qué el caso de Cayetano Santos Godino trascendió las fronteras del crimen: “El Petiso Orejudo fue el primer asesino en dar entrevistas y regodearse de sus crímenes”.

“Los crímenes de Godino se convirtieron en un relato incesantemente repetido y dramatizado por la prensa”. Para el escritor Álvaro Abós la curiosidad y el miedo tejieron las fantasías y los mitos que perpetuaron la historia de Godino, el Petiso Orejudo.

1 comentario

Responder

Su dirección de email no será publicada