El robo del siglo en Chile: en seis minutos se llevaron 7 millones de dólares

Delicuentes huyen con cerca de 6 mil millones de pesos desde AeropuertoCamila Díaz – La Tercera.-

Cerca de las 5:50 de esta mañana un grupo de ocho delincuentes intimidó a los trabajadores de un camión de valores en la losa del Aeropuerto Internacional de Santiago para realizar el mayor robo en la historia de Chile, un botín de 6 mil millones de pesos.

El vehículo de la empresa Brinks ingresó cerca de las 5:00 horas a la zona de carga del aeropuerto, el dinero que llevaba debía ser trasladado, en un avión de pasajeros al norte de Chile, pera ser distribuido a diversas sucursales de la compañía.

Junto al camión, una escolta de vigilantes privados resguardaba la seguridad del camión durante su traslado por la ciudad y su ingreso a la pista. Por protocolo de seguridad de la Dirección de Aeronáutica Civil (DGAC) la escolta no está autorizada para llevar armas dentro del recinto, por lo que dejaron su armamento fuera.

Los asaltantes llegaron caracterizados de trabajadores de seguridad del aeropuerto antes que el camión y su escolta. Al momento de realizar el asalto utilizaron pasamontañas para ocultar su identidad, según información preliminar de Carabineros, huyeron en dos vehículos para evitar persecución.

Una camioneta abandonó el lugar por Lo Echevers, dejando “miguelitos” en la zona, mientras que el otro automóvil se fue por la Ruta 68. En la autopista se encontró una camioneta blanca que está dentro de la investigación que dirige Carabineros.

Antes de este asalto, según informa la Policía de Investigaciones, el mayor robo efecutado en el país se desarrolló bajo características muy similares, el 8 de abril de 2006 en la losa del aeropuerto, también a un camión de valores. En esa oportunidad, el botín fue cercano a los mil millones de pesos.

Otro elemento que maneja Carabineros es un vehículo que se incendió en las cercanías del aeropuerto, en la Ruta 68, según la investigación podría ser una distracción para que los delincuentes escaparan con el botín luego del asalto.

Según explicó el fiscal metropolitano occidente, Luis Pablo Cortés, es posible que los trabajadores de la empresa Brinks no se encontraran en la zona de carga al momento del asalto, puesto que los protocolos establecidos por la DGAC detallan la forma de operar dentro de la zona de carga.

Sin embargo, la investigación no descarta ayuda desde el interior de la compañía o del aeropuerto para realizar el robo.

Foto: Agencia Uno

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada