El Salvador: sentencian a otro pandillero por la muerte de un camarógrafo

cama

Otro miembro de pandillas fue sentenciado a 20 años de prisión, por su vinculación con la muerte del camarógrafo Alfredo Antonio Hurtado Núñez, ocurrida en el 2011, cuando este se transportaba en un autobús de la ruta 29, hacia su lugar de trabajo. La Unidad de Vida de la oficina de Soyapango dio a conocer que el imputado es Marlon Stanley Abrego Rivas, alias “Gato”, quien fue presentado ante el Juzgado Primero de Sentencia para enfrentar el delito de homicidio agravado, según trascendió el portal salvadoreño Noticias.Net.

Abrego Rivas se había mantenido prófugo de la justicia hasta mayo anterior cuando fue capturado.

La víctima laboraba en la jornada nocturna en el canal 33 ubicado en esta capital, y en el momento de su muerte iba para su trabajo, en horas de la noche.

La representación fiscal manifestó que de acuerdo con la prueba aportada al proceso se logró determinar la participación intelectual y material por parte del acusado.

“Toda la prueba que desfiló durante el juicio fue contundente tanto la pericial, como la documental y principalmente la testimonial que ubica al señor Abrego Rivas precisamente al momento de ejecutar a su víctima en el interior del autobús”, explicó el jefe fiscal de esa sede David Acosta.

Es así como al finalizar las exposiciones de las partes, el juzgador determinó emitir el fallo condenatorio procediendo a la imposición de una pena de prisión de 20 años.

El hecho sucedió el 25 de abril del año 2011, aproximadamente a las siete de la noche, en momentos que Hurtado Núñez viajaba hacia su lugar de trabajo en un autobús de la Ruta 29 G, el cual recorre la colonia Jardines de San Bartolo, Ilopango y el centro de la ciudad.

La acción fue ejecutada en momentos que el colectivo era abordado por otros pasajeros, en las proximidades de un supermercado en Ilopango; en ese momento, dos sujetos con apariencia de pandilleros subieron de manera rápida por la parte trasera y se dirigieron hacia Hurtado Núñez.

Sin mediar palabra desenfundaron sus respectivas armas de fuego y efectuaron una serie de disparos en contra de su víctima y de forma instantánea le privaron de la vida.

Tras consumar el crimen, ambos pandilleros huyeron de la zona, siendo vistos precisamente cuando escondían y empuñaban sus respectivas armas a la altura de la cintura.

Las investigaciones seguidas por los fiscales de Soyapango llevaron a identificar a los autores del hecho, siendo capturado inicialmente Jonathan Alexander Martínez Castro, “Budín”, quien fue encausado penalmente y por cuya acción ilícita recibió en junio de 2012 una pena de 30 años de cárcel.

En el caso de Abrego Rivas, este se había mantenido prófugo de la justicia, por lo que su proceso penal se había detenido y fue hasta mayo del corriente año, cuando las autoridades policiales hicieron efectiva la orden judicial de captura que estaba vigente.

Los pandilleros habían amenazado de muerte al comunicador debido a las coberturas que realizó en diferentes operativos en las colonias de Ilopango y a quien lo consideraban como informante de la Policía.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada